Embargo de rancho a Medina es una burla, sentencia el PAN

El diputado Arturo Salinas Garza dijo que la Subprocuraduría Anticorrupción debió primero pedir la prisión preventiva, antes que los embargos a los ex funcionarios.
El diputado Arturo Salinas.
El diputado Arturo Salinas. (Carlos Rangel)

Para los diputados locales del PAN, las acciones legales anunciadas por el Gobierno del Estado contra el ex gobernador Rodrigo Medina son una burla y podrían ser contraproducentes para la expectativa ciudadana.

El coordinador de la bancada albiazul en el Congreso local, Arturo Salinas Garza, dijo que la Subprocuraduría Anticorrupción debió primero pedir la prisión preventiva, antes que los embargos a los ex funcionarios.

"Solamente se le quitó una propiedad al ex gobernador y esto nos parece una burla porque para qué adelantar los tiempos. Para ir a embargar una propiedad, pues hubiera completado el expediente para el efecto de pedir la prisión preventiva, que es lo que los ciudadanos estamos esperando.

"Imagínate que lleguemos a la burla de muchos procesos que se han intentado y al final es 'usted perdone', eso sería desastroso para la ciudadanía de Nuevo León", señaló Arturo Salinas.

El sábado, el asesor legal de la Subprocuraduría Anticorrupción de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, reveló que un rancho, propiedad de Medina, fue embargado sin especificar el monto en el que está valuado.

Fasci Zuazua dijo que el terreno es de 36 hectáreas y se ubica en el municipio de General Terán, Nuevo León.

Según Fasci Zuazua, el mandatario estatal tenía cuatro propiedades, de las cuales una la donó a su padre, otra a su esposa, una más la vendió, y se quedó con el rancho, el cual fue embargado.

Al respecto, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz envió un comunicado en el que asegura que sólo donó su parte de una casa adquirida por su familia en 1998, y negó haber donado el resto de las donaciones que mencionó la Subprocuraduría.