Quitaron a la CEE su imparcialidad, acusa ex presidente

Eduardo Guerra dijo que espera que los consejeros mantengan una imagen limpia.
Pidió se mantenga en su puesto a los organizadores de las votaciones.
Pidió se mantenga en su puesto a los organizadores de las votaciones. (Roberto Alanís/Archivo)

Monterrey

En medio de cuestionamientos sobre su conformación, hoy arranca el año electoral con la sesión de apertura del Organismo Público Local Electoral de Nuevo León (OPLE), que para fines prácticos mantendrá el nombre de Comisión Estatal Electoral (CEE).

Para el árbitro electoral la situación no pudo iniciar peor: además de que los partidos con más simpatizantes -PAN y PRI- han acusado que los nuevos consejeros tienen nexos con ambos institutos políticos, quienes los antecedieron en el cargo advierten que la ciudadanización del ente ha llegado a su fin.

Eduardo Guerra Sepúlveda, ex presidente de la CEE, lamentó el cambio que se dio con la reforma electoral, pues a su juicio,
la imparcialidad que tenía el organismo se perdió tras casi dos décadas.

"Para mí es una tristeza ese cambio, porque hace 18 años se había logrado un gran éxito que fue sacar las elecciones de Gobierno y de los partidos, de tal manera que los ciudadanos que participáramos como ciudadanos no tuviéramos compromisos con partidos y con Gobierno, nos pedían una serie de requisitos, has de cuenta como señorita antes de casarse, todo pulcro", refirió en entrevista.

Esta condición, expresó, garantizaba la seriedad en la organización y los resultados el día de la jornada. La credibilidad de la CEE llegó a tal grado, recordó Guerra, que las encuestas los ponían en segundo o tercer lugar de credibilidad, solo por debajo del Ejército Mexicano y los Bomberos.

"Desgraciadamente aparece como que ya los partidos políticos vuelven a controlar la selección, lo digo por lo que ha aparecido en los medios, que se inconforman los partidos con la elección de los elementos", manifestó.

A pesar de ello, el otrora árbitro electoral dio un voto de confianza a los recién designados consejeros en el estado, a quienes solicitó que mantengan en su puesto a los directores que durante años se han hecho cargo de la organización del proceso.

Con ello, sentenció Guerra Sepúlveda, se garantizaría el éxito de los comicios en el 2015, pues se trata de gente de experiencia que lleva años trabajando en la capacitación y
organización de las elecciones en Nuevo León.

Guerra emplazó a que la autoridad muestre mano dura en este arranque oficial del año electoral, al advertir que se aprecian muchos acelerados en comparación con procesos anteriores.

"Había (antes) respeto un poco más que ahora, así lo siento, a lo mejor no estoy en lo correcto (...) actuar con mano dura, es lo que yo creo, y crear leyes propicias", sostuvo el ex presidente de la Comisión Estatal Electoral.

A decir del litigante, los nuevos consejeros recibieron una Comisión Estatal Electoral limpia y con buena imagen, por lo que les corresponde mantener dicho estándar en la próxima contienda.