Cuestiona dueño de El Catrín a autoridades municipales

Abel Ocañas indicó que ya una vez presentaron una denuncia en la Procuraduría y les dieron la razón, por lo que se ordenó volver a abrir el bar.
Autoridades impusieron sellos de clausura en el bar.
Autoridades impusieron sellos de clausura en el bar. (Alberto Vázquez )

Monterrey

Abel Ocañas, dueño del bar El Catrín, dejó en duda la legalidad con que actúan autoridades del municipio de Monterrey al imponer sellos o notificaciones, como se dio a conocer en un video que captaron las cámaras de seguridad del negocio.

El propietario del establecimiento ubicado al sur de la ciudad, informó que cuando ocurrió el hecho, en el mes de julio, interpusieron una queja aceptando los funcionarios su responsabilidad, por lo que el tribunal federal ordenó la reapertura del bar.

"Ellos siempre han manejado que se conducen con legalidad y yo no creo que sea muy legal el llegar, pegar un papel y llevárselo después de tomarle la fotografía, eso es a lo que me refería", dijo.

En cuanto a la investigación por parte de la Procuraduría de Justicia, mencionó que ellos ya presentaron las pruebas y se citará a declarar a los implicados en los próximos días, por lo que el proceso continúa en la PGR.

"En su momento nosotros también denunciamos en los tribunales y a la Procuraduría (en julio)... A los inspectores los citaron en la PGR y fueron a declarar y ahí se contradijeron, esa vez nos resolvieron que nos quitaran los sellos, por eso el tribunal resolvió que levantarán esos sellos porque estaban aplicados con mucha anomalías", indicó.

Agregó que actualmente las pérdidas económicas son considerables, ya que siguen pagando renta de local y sueldos de 80 personas.