Doña Mary festeja sus 105 años... y va por más

María Reyna disfrutó su aniversario bailando y cantando en familia.
Sus seres queridos organizaron una celebración, a la que acudieron más de 200 personas.
Sus seres queridos organizaron una celebración, a la que acudieron más de 200 personas. (Érick Rocha)

Monterrey

Con más de cinco generaciones vividas, doña María de la Luz Reyna Álvarez celebró con su familia sus 105 años de edad.

A cinco años de haber superado el siglo de vida, doña Mary aún puede caminar, reír y hasta cantar.

María de la Luz nació el 22 de mayo de 1910 en Guadalcázar, San Luis Potosí, donde tuvo cuatro hijos con su esposo Juan Hernández, quien hace 18 años falleció.

Se dedicaba a ser partera, y ella misma vio nacer a sus nietos y bisnietos.

“Doy mil gracias a Dios porque aquí estoy, no estoy mala de nada, estoy buena y sana”, dijo María de la Luz Reyna en su festejo de cumpleaños.

Para celebrarla, además del mariachi  y una comida con más de 200 integrantes de su familia, también se organizó una misa en las capillas San Juan de los Lagos, en el municipio de Monterrey.

“Yo me siento feliz, cuando mis niños (hijos, nietos, bisnietos, tataranietos) van a verme pues me da gusto que se acuerden de su abuelita”.

Dentro de sus memorias, le tocó vivir a los ocho años momentos de la Revolución Mexicana, cuando los soldados llegaban a las casas para robar alimentos.

Doña Mary recuerda que los soldados llegaron a su natal Guadalcázar, San Luis Potosí, periodo donde se registraron acciones de armas tanto en la ciudad como en algunas haciendas del municipio.

“Y nosotros chiquillos nos daba gusto que vinieran los soldados porque no nos hacían nada”, relató doña Mary.

Su hija Catalina, de 75 años, es quien actualmente cuida de ella, le da de comer y revisa aspectos de higiene y salud.