Deuda directa de NL se ubica en 30 mil 474 mdp

El reporte al tercer trimestre del año refleja ya la consolidación de la deuda bruta pública del Gobierno del Estado, una vez que absorbió el adeudo del ICV.
La deuda de Nuevo León llegó a 30 mil 474 millones de pesos. Foto: Archivo
La deuda de Nuevo León llegó a 30 mil 474 millones de pesos. Foto: Archivo

Monterrey.-

Los resultados financieros del Gobierno de Nuevo León al tercer trimestre del año reflejaron ya la consolidación del reconocimiento del adeudo del Instituto de Control Vehicular, así, la deuda pública bruta directa del Estado se ubicó en 30 mil 474 millones de pesos al absorber unos siete mil 378 millones de pesos.

Al 31 de diciembre de 2012, la deuda era de 23 mil millones 91 mil 856 pesos y al cierre del 30 de septiembre de 2013 la deuda pública bruta directa pasó a 30 mil 474 millones de pesos.

El reporte refleja que el Gobierno absorbió lo que tenía empaquetado en el fideicomiso 709 y que lo manejaba fuera de balance, ahora ya lo reconoce como tal, dijo Carlos González Barragán, director ejecutivo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Es positivo, porque junto con la renegociación que hizo de los créditos bancarios, le da en cierta forma un “respiro”, señaló el experto en finanzas.

Agregó, que también se muestra que el Gobierno realizó un prepago de unos 20 mil 500 millones de pesos.

Estos indicadores además del reconocimiento del fideicomiso 709, está muy bien, pero el Gobierno de Nuevo León no ha revelado los términos y condiciones en que fue renegociado los créditos con los diferentes bancos, mencionó González Barragán.

El director ejecutivo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que el Gobierno por un lado se quita presión al absorber deuda que no había reconocido y ni que decir del repago de unos 20 mil 500 millones de pesos de deuda con los bancos; pero a la vez, no se puede estar seguro si ya la libró, dado que se desconocen los términos y condiciones en que renegoció con los bancos.

Apuntó también que el Gobierno contrató unos 21 mil millones de pesos, pero bajo ¿qué condiciones se dieron estos créditos nuevos?, ¿son mejores a los anteriores? Esto no lo sabemos aún.

Es un hecho, dijo, al consolidar con algunos bancos dichas operaciones, en principio digamos en el corto plazo, sí le da un respiro, pero en el mediano plazo, es prematuro afirmarlo. Porque no se saben los términos, reiteró.

En el rubro de deuda a corto plazo, el reporte al tercer trimestre de 2013 ésta se ubicó en tres mil 615 millones de pesos, sólo por contratistas por obra pública, el Gobierno debe unos 164 millones 384 mil pesos.

González Barragán, comentó que la deuda de corto plazo, es la deuda producto de la misma operación del Gobierno, es decir, deudas con vencimiento inferiores a un año, son deudas que se generaron y que no se han pagado, aquí hay dos aspectos:

Primero deuda a proveedores que se les debe unos tres mil 615 millones de pesos y la otra variable son los anticipos de participaciones como mecanismos que tienen ahora los estados, una especie de crédito anticipado donde se da como garantía las participaciones futuras.

Abel Hibert, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León, mencionó que la estrategia del Gobierno del estado para cubrir sus deudas con proveedores se concentra en contraer deuda con los bancos, dado que este tipo de pasivos no está garantizado con ningún instrumento financiero.

“Creo que lo que está haciendo el Gobierno del estado es que está aumentado su deuda con los bancos, agarrando liquidez para pagarle a los proveedores internos, constructores y otros. Y obviamente aprovechando las ventajas de algunas tasas de interés bajas a un plazo mayor”, comentó.

[b] Y de la recaudación[/b]

En dicho periodo, el Gobierno de Nuevo León informó que la captación (recaudación) de impuestos ascendieron a 12 mil 355 millones de pesos, sólo por el Impuesto Sobre Nómina (ISN), su recaudación creció 53 por ciento en comparación al mismo periodo de 2012, al pasar de dos mil 430 millones de pesos a tres mil 719 millones de pesos.

Por su parte, Ileana Guajardo, especialista en finanzas públicas de la calificadora Fitch Ratings, señaló que por el momento la calificadora no prevé revisar la calidad crediticia del Estado.