Detienen a mujeres por transportar droga

Guillermina García Torres, de 56 años, llevaba una faja con más de dos kilos de la droga denominada cristal; también queda a disposición su hija, Sandra Eloísa Aguilar, de 36, quien la acompañaba.

Monterrey

Dos mujeres fueron detenidas en la Central de Autobuses de Monterrey, luego de que autoridades policiacas detectaran que una de ellas portaba droga entre sus ropas.

Según información proporcionada por la Agencia Estatal de Investigaciones, el 29 de noviembre fueron arrestadas Guillermina García Torres, de 56 años; y su hija Sandra Eloísa Aguilar García, de 36.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 19:30, cuando después de haber iniciado un operativo en el cruce de las avenidas Colón y Villagrán, los agentes estatales interceptaron a las mujeres por notarles una actitud sospechosa y evidente nerviosismo.

Posteriormente, los elementos policiacos pidieron permiso a las mujeres para ser inspeccionadas, y después de haber accedido, se encontró en la mayor de ellas una faja elástica que portaba en su abdomen y que contenía cuatro paquetes, observándose que el contenido de uno de estos era una sustancia con características de la droga denominada cristal.

Después de ser puestas a disposición del Ministerio Público, Guillermina García Torres, afirmó en su entrevista con las autoridades que la droga que tenía en posesión iba con destino a Houston, Texas, donde la entrega a una persona de sexo masculino por medio de una mujer con domicilio en Monterrey.

Añadió que recibe mil 500 dólares por cada entrega, las cuales realiza una o dos veces al mes.

Mientras tanto, Sandra Eloísa Aguilar García expresó que es de su conocimiento que su madre se dedica al contrabando de droga hacia los Estados Unidos de América.

En el aseguramiento se decomisaron dos kilos 809 gramos de clorhidrato de metanfetamina (cristal), 45 dólares americanos, una maleta y un teléfono celular.

Al momento de la detención, García Torres era acompañada también por sus dos hijas menores, de 13 y 10 años de edad, respectivamente. Las pequeñas quedaron a disposición del Ministerio Público Federal para entregarlas a quien se acredite como padre de ambas.