Destapan casos de pobreza en el municipio más rico del país

Actualmente hay 30 Madrinas en el programa instaurado por la actual administración en 14 colonias populares, donde han conseguido casi un millón de pesos en donativos y la atención a cada una de ...
Plantearon posibles soluciones.
Plantearon posibles soluciones. (Especial)

San Pedro Garza García

Dos ancianos invidentes que se alimentan hacinados entre roedores, quienes no pueden cuidar de su nieto autista.

Una familia de pequeños que se quedará sin estudios porque sus padres los tienen que dejar por ir al trabajo.

Y una pareja de adultos mayores enfermos, con una hija asmática, y que viven entre olores fétidos en una casa sin ventanas, son solo algunos casos de pobreza extrema que podrían pensarse se ubican en el sur del estado, pero que corresponden a colonias de San Pedro, el municipio más rico del país, relatadas en un informe mensual por las Madrinas de San Pedro.

Sin identificar las calles ni los nombres, Ericka Hinojosa de Rodríguez es una de las madrinas de la colonia Jesús M. Garza, quien descubrió la hacinación de dos adultos mayores ciegos que comen entre ratas, gatos y perros, y se acompañan de su pequeño nieto con autismo, a quien no lo pueden cuidar.

"Es una casa que ella vio en el recorrido con el encargado de la colonia, no les dejaron entrar a la casa, pero los vecinos le informaron sobre la situación de cómo comen y que de repente el niño anda en el techo.

"Los abuelos son invidentes y el niño es autista, por eso este reporte que ya se dio", explica Alejandra Hinojosa, coordinadora del programa.

El caso de los padres de una familia donde ninguno de los integrantes trabaja, también preocupa al municipio en la colonia Lucio Blanco, cuyo caso correspondió a las madrinas Adriana Garza Morton de Santos, Margarita Elizondo, Paulina Farías y Regina Martínez.

"Hay un caso de unos papás que no dejan estudiar, no sabemos por qué motivos, no los quieren llevar al colegio o porque a lo mejor los dejan y se van al trabajo... lo estamos investigando.

"Es una familia que se quedará sin estudios porque sus padres no pueden", explica Hinojosa.

En Los Pinos, donde Erika Muguerza es la madrina, se estableció que 31 viviendas les falta la placa y 16 necesitan el piso, pero uno de los casos sobresale en particular.

"Hay dos casas que los señores no quieren que se les corrija, pero hay un caso que no sé quién tiene que intervenir: es una casa que no tiene ventanas donde viven dos adultos mayores enfermos y la hija es asmática", señala.

En los tres casos, señalaron que la posible solución es la canalización al DIF o la posibilidad de dejar a los pequeños en las estancias disponibles.

Actualmente hay 30 Madrinas en el programa instaurado por la actual administración en 14 colonias populares, donde han conseguido casi un millón de pesos en donativos y la atención a cada una de las 326 peticiones recabadas a la fecha.