Descartan riesgo en 'Gine' por daños en estructura

La afectación se presentó en área de archivo de consulta externa.
El edificio de atención hospitalaria se construyó en 1972.
El edificio de atención hospitalaria se construyó en 1972. (Roberto Alanís)

Monterrey

A través de llamadas telefónicas, por las redes sociales, al filo del mediodía de ayer comenzó a surgir un rumor de que en el edificio del Hospital de Ginecología y Obstetricia del IMSS, mejor conocido como Gine, se estaban colapsando varios pisos de la parte alta, la noticia corrió como reguero de pólvora y bastaron unos minutos para que tomara forma.

Llamadas de personas del interior del hospital que alertaban de fisuras en los techos y hasta trasladados de pacientes a otros pisos.

Pero tras el descontrol en la información llegó la calma a las 13.30 el delegado del IMSS en Monterrey, Francisco Javier Mata Rojas, desmintió que el edificio de Gine se encontraba a punto de colapsar.

"Lo que sí está claro es que alguien hizo una mala broma, pero en este caso no se trata de algo que haya pasado.

"No es nada de preocupación, no es verdad que el piso 7, 8 y 9 estén cerrados el hospital está operando normalmente y lo seguirá haciendo", dijo.

Mata Rojas, comentó que todo se trató de un rumor y afirmó que surgió por un hundimiento en el área de archivo muerto por lo que se encuentran avocados a la solución, sin embargo aclara que este hecho no provoca daños en la estructura de la construcción.

Cabe destacar que las cámaras de Multimedios Televisión tuvieron acceso al área que se hundió en Gine y constataron que fue solo el espacio que alberga el archivo de consulta externa del lugar.

El centro hospitalario fue construido en febrero de 1972, pero en cuatro distintos módulos y la afectación se presenta en el identificado como A, el cual está ubicado en la parte trasera de la entrada principal del edificio.

Aunque se negaron a aparecer públicamente, personal del IMSS explicó que desde el pasado martes, cuando se percataron de la situación comenzaron a realizar los estudios correspondientes con peritos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, quien este viernes recibieron el apoyo de expertos que viajaron desde la capital del país para analizar el daño.

Dijeron que los especialistas en Ingeniería Civil que hacen los estudios en base a la Geotecnia especificaron que es un espacio de unos 80 metros, donde con el movimiento del sub suelo se desprendió de 12 a 15 centímetros la pared del techo que albergaba el archivo.

Explicaron que para realizar con exactitud los análisis del lugar afectado, los peritos tuvieron que abrir boquetes en el piso de la estructura dañada y que en aproximadamente 15 días tendrán los resultados de los peritajes que se están practicando.

Agregaron que aunque no existe riesgo para ninguna de las áreas como de internamiento y cuneros, por seguridad, decidieron desalojar archivo y cambiar a los pisos siete, ocho y nueve la sesión de consulta externa.