Descarta disgusto con ex secretario

El alcalde de Juárez, Rodolfo Ambriz, dijo que nadie puede estar a la fuerza y no se puede permitir que alguien se distraiga por motivos personales o laborales, que por cierto nunca los reveló.

Monterrey

El alcalde Rodolfo Ambriz descartó que haya tenido un malentendido con el ex secretario de Ayuntamiento, Jesús Fernández Garza, quien renunció sorpresivamente a su cargo este miércoles pasado.

El munícipe dijo que nadie puede estar a la fuerza y no se puede permitir que alguien se distraiga por motivos personales o laborales, que por cierto nunca los reveló.

Por ello, agregó, interinamente lo suplió Ramiro Torres Téllez, director de Política del municipio.

"Siempre llevamos una relación muy cordial y respetuosa, yo creo que tuvo otro tipo de aspiraciones o asuntos personales, pero no me los manifestó de manera clara y yo se lo respeto.

"No podemos tener a nadie a la fuerza en el Ayuntamiento. Nosotros requerimos de gente de tiempo completo y bien comprometida. No podemos permitir que alguien se distraiga por motivos personales, o motivos laborales. Nosotros queremos que estén al 100 por ciento a disposición con el Ayuntamiento", dijo.

Este miércoles, MILENIO Monterrey informó que Fernández Garza solicitó su separación del cargo durante la sesión de Cabildo, alegando motivos personales.

El funcionario fue director de Comercio en Monterrey en el periodo de 2006 a 2009, durante la administración de Adalberto Madero Quiroga, donde recibió duras críticas por nepotismo y actos de corrupción en el ejercicio de su cargo.

"Dada la sorpresa no estábamos preparados, nombramos de manera interina a Ramiro Torres Téllez. En la próxima estaremos consultando para nombrar al secretario de Ayuntamiento de manera definitiva", indicó el alcalde.