Denuncian supuesta construcción ilegal

Habitantes del sector reclaman que se haya autorizado la construcción, pese aque la Ley de Desarrollo Urbano lo prohíbe en pendientes mayores a los 45 grados.

Monterrey

El cerro enclavado en la colonia Las Brisas fue prácticamente deforestado para construir un fraccionamiento, cuyos permisos habrían sido autorizados con información presuntamente falsa, denunciaron ayer los vecinos del sector.

Durante un recorrido de MILENIO Monterrey, los colonos afirmaron que la Ley De Desarrollo Urbano de Nuevo León prohíbe construir en pendientes de 45 grados; el cerro tiene entre 50 y 60 grados, y el terreno fue donado por los desarrolladores como área verde.

Desde el 20 de diciembre, maquinaria pesada y trascabos de las compañías Constructora Abraham Lincoln, filial de Vidusa, y Operadora Torres Brisas realizan una rasurada a dos hectáreas del cerro.

Por ello, ante la presión hecha por los vecinos durante reuniones con el delegado de la Semarnat, Guillermo Cueva Sada; la secretaria de Desarrollo Urbano, Brenda Sánchez; y una denuncia interpuesta ante el director de Protección Civil municipal, Alejandro Doria, la maquinaria detuvo las obras.

Por su parte, Miguel Ángel Alvarado, integrante de la Junta de Vecinos, dijo que no hay duda de que algún funcionario o empresario está mintiendo o que se otorgaron los permisos en base a información falsa.

"¡Cómo van a desmontar un área que no es posible que en una área con esa pendiente!, que según los cálculos que sacamos con información oficial de Inegi, actalizada, y la cartografía esta área específica, es una pendiente de 54 a 58 por ciento. La ley dice que no se debe construir en una pendiente de 45 grados.

"Ahora, el permiso que él (Cueva Sada) extiende habla de pendientes ligeras del 20 por ciento, alguien está mintiendo, alguien está falseando definitivamente la información. ¡Pero cómo, por el amor de Dios!, la gente más ignorante lo va ver, cualquier persona que se pare aquí enfrente de (la avenida) Garza Sada verá que es una pared donde quieren construir, está totalmente falseada la información", exclamó.

Otra de las vecinas, Julia Rivera, informó que ingenieros civiles y expertos que son residentes de Brisas han obtenido resultados que les genera información con sospechas de posibles actos ilegales.

"Ellos (la empresa) dieron una inclinación de 45 grados y realmente son 56 grados y se mandó hacer un estudio topográfico del Colegio de Ingenieros Civiles y Arquitectura para enseñárselos, que ellos, la empresa Vidusa, mintió, pero Brenda Sánchez, basada en esa información, firmó el permiso, pero realmente la inclinación es demasiada", apuntó la vecina.

Las constructoras proyectan edificar 70 casas de ocho por 19 metros, entre las calles Champotón y Puerto Galera, pero el cerro rasurado es visible desde la avenida Eugenio Garza Sada, inclusive desde Revolución.

La Fracción I del Artículo 196 de la Ley de Desarrollo Urbano de Nuevo León establece en terrenos con pendiente natural mayor al 45 por ciento prohibido el desarrollo de cualquier acción urbana.

Julia Mario Saldaña, uno de los habitantes de la colonia Valle de las Brisas, dijo que incluso desde el sector Contry es visible el desmonte desmedido del cerro.

"Lo único que quiero denunciar es la deforestación en el cerro y que si tú vienes por la avenida Revolución, pues nosotros nos sorprendimos, se ve todo cortado, ya no se ve el cerro, ya tendrá aquí todo el cerro intacto desde hace unos 50 años o más", dijo el residente.

Desde hace cinco años una compañía inmobiliaria intentó realizar un desarrollo o edificio multifamiliar, pero tras la presión y el repudio por parte de los habitantes del sector, el proyecto no se llevó a cabo.