Denuncian 'bullying' en primaria de Guadalupe

El pequeño Carlos, de siete años, fue víctima de acoso escolar al salir de clases.

Guadalupe

El dejar a los hijos en la escuela es una de las incertidumbres de cada padre, pero en el caso de la señora Ángeles Rodríguez, éste temor creció al saber que su hijo de siete años fue víctima de acoso escolar, donde otro niño lo obligó a tragarse una moneda.

Todo inició el pasado lunes, cuando al salir del turno matutino en la escuela Primaria 12 de Octubre, en la colonia Nuevo Almaguer, en Guadalupe, el pequeño Carlos, que estudia el segundo grado, estaba a punto de abandonar el plantel.

De pronto un niño mayor, de entre quinto y sexto grado, lo abordó y le dijo que había un artículo que buscaba enseñarle para jugar. Confiado, el pequeño Carlos con temor e inocencia accedió, pero fue llevado hasta la parte trasera del plantel, donde el niño mayor lo tumbó al suelo y le obligó a comer frijoles crudos y dos monedas.

Por más que el pequeño Carlos intentó evadir a su agresor, no pudo, por lo que involuntariamente vomitó lo que a la fuerza tragó, con excepción de una moneda.

Desde entonces su madre ha acudido al plantel exigiendo justicia y que el responsable acate la responsabilidad, así como los padres del menor, pues al consultar con un médico y practicarle radiografías, el pequeño Carlos aún tiene la moneda en su organismo, provocándole en ocasiones vómito con sangre.

La madre de familia acude al plantel y aunque la directora ha llevado tanto a la madre como a su hijo aula por aula en busca del agresor para que el pequeño lo identifique, éste simplemente no aparece.

"Hay algunos niños que desde la agresión no han asistido a la escuela, yo sospecho que son ellos los agresores, pero según la directora éstos niños tienen justificante médico para ausentarse. Yo lo único que quiero es que si esto es mentira que caigan los responsables, pues la vida de mi niño estuvo en juego, los médicos dijeron que pudo morir por asfixia", relata la madre.