Denuncia croquista amenazas de muerte

Alberto Serna informó que expulsaron a una docena de líderes por actos violentos.
Los afectados interpusieron la queja ante las autoridades, comentó.
Los afectados interpusieron la queja ante las autoridades, comentó. (Érik Rocha)

Monterrey

Tras informar que el edificio sindical les fue regresado el pasado jueves, el dirigente estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Alberto Serna de León, reiteró que su grupo es el único reconocido por el Comité Nacional y la Secretaría del Trabajo, y agregó que varios de sus integrantes han sido amenazados.

"De manera oficial nos regresaron el edificio el pasado jueves", recordó el dirigente sindical este sábado.

Mencionó que se mantiene una denuncia penal por amenazas de muerte y otros daños al edificio, por lo que aseguró existen recomendaciones de la autoridad para que cuiden su integridad.

"Sí, hay amenazas hasta de muerte, por lo que los compañeros ya realizaron la denuncia ante las autoridades competentes", afirmó.

Asimismo, Serna de León informó que fue expulsada una docena de sus dirigentes y otros 40 militantes por realizar actos violentos y romper estatutos.

El pasado 15 de septiembre, un grupo de disidentes se apoderó de las instalaciones de la CROC en base a actos violentos, donde hubo balazos y más de 70 personas detenidas.

Luego de semanas de quedar en poder de Fuerza Civil, el edificio fue regresado a la dirigencia de la central obrera, encabezada por Alberto Serna de León.