Deben rescatarse edificios de cine históricos: experto

Estos inmuebles actualmente lucen deteriorados, con graffiti, yerba crecida, vidrios rotos, y algunos otros con locales comerciales.
Deberían reconstruir la fachada.
Deberían reconstruir la fachada. (Marilú Oviedo)

Monterrey

En el primer cuadro de la ciudad hubo cerca de 20 salas de cine, pocas de estas gigantescas edificaciones sobreviven y son estas las que evocan los recuerdos de los regiomontanos que vieron como estos lugares desaparecieron.

"Hubo cerca de 20 cines en el primer cuadro de la ciudad y sobreviven estas moles gigantescas como son: El Encanto, El Alameda, El Lirico.

"De El Reforma que ya no más nos queda el pensamiento porque ya lo tiraron y éste que tenemos a nuestra espalda, que es el cine Monterrey, en esta época gloriosa en los años 40 en donde hubo un boom", explicó el historiador Héctor Jaime Treviño.

Aunque, a decir del historiador, fueron varias las condiciones que llevaron al abismo a estos cines.

"La llegada masiva de la videocasetera, las video películas se rentaban, la gente se empezó a retirar de los cines, pero además la ciudad fue creciendo y estos cines no contaban con estacionamiento, ni cuentan", señaló.

Héctor Jaime Treviño agregó que otro factor que influyó fue la llegada de los centros comerciales, que ofrecían más entretenimiento.

"El cine Monterrey, por ejemplo, fue construido en 1947 por el arquitecto Lisandro Peña, que hizo varios cines en Monterrey, pero aquí están como mudos testigos de una nostálgica ciudad que ya se nos fue, aquel Monterrey que añoramos de aquellos tiempos tranquilo, pacífico y quedan estos cines aquí", dijo el historiador.

Aquellos entrados en años recordaran otros cines como el Escobedo, El Maravillas, El Aracely, este último aún sobrevive ofreciendo películas para adultos.

Para el ex director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, estos edificios deben rescatarse como patrimonio cultural.

Estos inmuebles actualmente lucen deteriorados, con graffiti, yerba crecida, vidrios rotos, y algunos otros con locales comerciales.

"Al menos que no los tumben como El Reforma, que además tienen un oficio del Instituto Nacional de Bellas Artes que cuando vuelvan a construir algo tienen que construir la fachada que había del cine Reforma".