David Bisbal conquista a su manera

El español ofreció un excelente recital con el que saldó la deuda con sus fans que tenían varios años de estarlo esperando.
Aunque no logró llenar, David Bisbal prendió durante la velada.
Aunque no logró llenar, David Bisbal prendió durante la velada. (Jorge López )

Monterrey

David Bisbal tenía diez mil maneras de conquistar a las regias, pero escogió la que mejor le funciona, y esa fue deleitar con su voz.

Anoche el cantante español plasmó su versatilidad y romanticismo en el Auditorio Bananex al presentar su gira Tú y Yo, con la que regresó para reconquistar los corazones de sus seguidoras.

Tras una larga ausencia musical, el intérprete sabía que tenía una deuda pendiente, misma que desde el inicio de su espectáculo fue saldando al ritmo de sus éxitos musicales.

Quince minutos después de la hora que se tenía pactado iniciar el show, Bisbal pisó el escenario al ritmo de "Tú y yo", en medio de una ovación ensordecedora, en su mayoría provocada por el género femenino que se dio cita en el recinto.

No siquiera dejó que el público tomara aire cuando ya estaba interpretando "Ave María", con la que de inmediato levantó a varios de su butaca.

"Buenas noches mi gente de Monterrey. ¡Qué guapas están todas las mujeres!, estamos felices de estar aquí encontrándonos con gente tan bonita, este es un concierto muy diferente.

"Espero que este concierto se quede entre tú y yo para el recuerdo, las quiero", dijo antes de dar comienzo a "24 horas", tema con el que volvió a recibir una gran ovación.

Sin duda alguna era la noche de Bisbal, y es que el originario de Almería, además de piropos, se llevó varios regalos de las regias, entre ellos una imagen de la Virgen de Guadalupe.

Su presentación fue un derroche de energía y es que además de cantar, bailó y se movió con mucho dinamismo en el escenario, el cual adornó aún más el espectacular concierto.

En "Quiero perderme en tu cuerpo", "Esclavo de sus besos" y "Lloraré las penas", el intérprete de 34 años estuvo acompañado de un coro monumental, integrado por todos los espectadores.

Seis músicos fueron los que acompañaron a David durante la velada, en donde también hizo un espacio para el romanticismo, que llegó al ritmo de "El ruido", "Hasta el final y "Dígale", esta última acompañado de Lorena, participante regia de "La voz... México".

A lo largo del show fueron presentadas imágenes de su mediometraje titulado igual que su gira, en donde presenta una historia romántica que atraviesa durante una de sus giras.

"Hasta el final" y "No amanece" culminarían con su presentación en la ciudad, pero eso no fue posible, ya que el público aún quería más del español, por lo que fue regresado a escena.

Y efectivamente faltaba prender aún más, y esto lo logró con "Waving flag" y "Diez mil maneras".