Daño en museo, por incorrecta restauración

Personal del INAH en Nuevo León y de Obras Públicas de Monterrey realizaron una inspección en el Museo Metropolitano.

Monterrey

Las malas intervenciones y el poco cuidado a las instalaciones del Museo Metropolitano son las posibles causas de la caída de un fragmento de marquesina, que por la tarde del martes lesionó a una persona.

Personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León así como de la secretaría de Obras Públicas del municipio de Monterrey realizaron una inspección en el inmueble ubicado en Zaragoza y Corregidora, en el centro de la ciudad.

En una primera impresión se determinó que el fragmento desprendido es de concreto y se trató de fijar con una varilla, una técnica que errónea de restauración para un muro de sillar como los que cuenta el antiguo palacio municipal.

En opinión de Benjamín Valdez Fernández, coordinador de proyectos especiales del INAH, la mala técnica aplicada en la restauración volvió más frágil al segmento de la marquesina.

"Fue una intervención que no se hizo bien, y ante cualquier fuerza va ceder", opinó.

Esta no es la primera vez que un fragmento de moldura del inmueble se desprende. Hace dos años otra pieza de ornamento del antiguo inmueble se desprendió cayendo en el patio central, sin herir a nadie.

Actualmente el inmueble –que inició su construcción en 1653- está siendo sujeto a una impermeabilización. Personal del INAH solicitará presenciar los trabajos de mejoras y supervisar la correcta aplicación.

"Tenemos que vigilar este proceso porque el edificio se ha impermeabilizado muchas veces en los recientes años y no ha sido efectivo. Todavía aparecen goteras en las salas del segundo piso, esperamos que esta sea de mayor precisión que las anteriores", expuso.