Giran orden de aprehensión a 3 por homicidio de repostera

Los detenidos se sumaron a los otros dos que habían sido capturados en relación con la muerte de una mujer de 27 años en la colonia Prados de San Jerónimo. 
La chef fue asesinada luego de entregar 10 mil pesos a sus agresores. Foto: Archivo
La chef fue asesinada luego de entregar 10 mil pesos a sus agresores. Foto: Archivo

Monterrey

Tres presuntos delincuentes, que habrían participado en el homicidio de una repostera de la colonia Prados de San Jerónimo en el mes de septiembre, fueron notificados de orden de aprehensión y trasladados al penal del Topo Chico. 

Erick Saúl Guadalupe Lumbreras, "El Lupito" y Alejandro Rueda López, "El Rueda", de 18 años, así como Iván Rangel Ramos, "El Ivancillo", de 21 años, se encontraban arraigados por el delito cometido el 26 de septiembre, aunque ahora están a disposición del juez primero penal de Monterrey. 

El juzgador solicitó la detención de los tres sujetos, luego de considerarlos presuntos culpables de agrupación delictuosa y robo con violencia.

Los sujetos fueron detenidos el 3 de octubre por elementos de Fuerza Civil, en un retén instalado en el cruce de las calles Pedro Infante y Alejandro de Rodas, en el sector Cumbres, según indica su expediente. 

Ellos habrían sido capturados luego de que asaltaran una carnicería, en donde irrumpieron con violencia y se llevaron 4 mil 200 pesos en efectivo y otros 400 en mercancía. 

Los tres jóvenes aceptaron pertenecer a la banda de Cristian Alexandro Cuevas Ledesma, "El Cru", quien es acusado de irrumpir junto con un menor en casa de Roxana Moya Guerrero, de 27 años, a quien asesinaron.

Cuevas Ledesma continúa arraigado por  los delitos de homicidio y robo con violencia, mientras sus presuntos cómplices se encuentran a disposición de las autoridades especializadas en Justicia para Adolescentes. 

Los otros tres implicados negaron las acusaciones que se hicieron en su contra, se apegaron a los beneficios del artículo 20 y solicitaron la ampliación del término constitucional para su defensa, pese a que fueron detenidos en flagrancia e identificados por los empleados del negocio atracado.