Dan 31 años de prisión a padres por tortura

Rosendo Ramos Rubio y Judith Hernández Medina, progenitores de la niña, de actualmente ocho años de edad, la torturaron durante cuatro años.

Monterrey

Una pareja fue sentenciada a 31 años y seis meses de prisión por torturar a su hija durante cuatro años.

Rosendo Ramos Rubio, de 31 años, y Judith Hernández Medina, de 28, fueron considerados responsables de los delitos de equiparable a la violación, violencia familiar y lesiones a menores de 12 años de edad, por lastimar Perla Karina de ocho años.

La niña se encuentra desde el pasado 29 de enero en las instalaciones del DIF Capullos, luego de que lograra escapar de su vivienda en la colonia Del Maestro, en Monterrey.

Karina, quien no asistía a la escuela, fue apoyada por una pareja de ancianos que la encontró deambulando por calles del poniente de la ciudad y se encargó de llamar al DIF.

En el centro de atención a menores se dictaminó que la menor sufría de síndrome de maltrato infantil, pues presentaba falta de piezas dentales, malformación en una oreja, dificultad para caminar y ausencia de cabello en una parte de la cabeza.

Además tiene huellas de quemaduras y golpes, que presuntamente fueron realizadas por Rosendo.

La Procuraduría de Justicia logró acreditar la responsabilidad de Rosendo Ramos Rubio y Judith Hernández Medina, por lo que fueron condenados.