Cumplen con su labor en pleno día de asueto

En un recorrido por el centro de la ciudad se observaron a personas de diversos oficios en actividad.
Albañiles se presentaron a trabajar en una céntrica obra.
Albañiles se presentaron a trabajar en una céntrica obra. (Agustín Martínez)

Monterrey

Mientras miles de personas disfrutaron del asueto del lunes, ya fuera de paseo o simplemente descansando en casa, hubo quienes lo vivieron como un día normal.

Taqueros, taxistas, albañiles y muchos otros trabajadores que, al margen de la necesidad económica, cumplieron con su deber y responsabilidad desempeñando distintas labores.

Es el caso de Venustiano Herrera Sánchez, quien atiende un pequeño negocio ubicado en la avenida Ocampo, en el primer cuadro de la ciudad.

El dijo que no tuvo problemas para cumplir con su trabajo, pues las necesidades económicas son variadas y hay que hacerles frente de esa manera.

"Normal para nosotros. Tenemos que venir a trabajar para pagar las deudas que tenemos: rentas, tandas o compromisos, entonces hay que sostener a la familia", comentó.

Alfonso Villafaña es un taxista que les da servicio a trabajadores que se desplazan del centro de Monterrey a San Pedro. Este lunes fueron escasos los clientes, pero no hubo que cumplir con los escasos que sí requerían el servicio de traslado.

"Pues nos baja un 70 por ciento (la clientela). Es bastante la gente que deja de trabajar, y como quiera hay que entrarle, como quiera porque todos tenemos la necesidad y la gente necesita del servicio", recalcó.

Aunque en la mayoría de las construcciones los albañiles disfrutan esta fecha como descanso, quienes se desempeñan en una importante edificación de Juárez y Ocampo no ocurrió así.

Félix Manuel Ojeda lo sabe, aunque también está consciente de que la remuneración por acudir a laborar este día, será un poco mayor.

"Sí, es un día normal para nosotros, aunque bueno, es festivo, nos lo van a pagar doble, por ese lado sí conviene.

Nosotros trabajamos de lunes a sábado. El horario es de lunes a viernes de 8 a 5 y media, y los sábados de 8 a 1 y media", aseveró.

En un recorrido por el centro se pudo observar a cuadrillas de limpieza, preparando los sitios de interés que serían visitados por los ciudadanos.

Uno de los trabajadores es el señor Silvestre Pérez García, a quien posteriormente le repondrán, con un descanso, la jornada que corresponde al día feriado.

"Pues sí, lo que pasa es que después de las 12:00 empieza a llegar la gente, y mañana amanece otra vez la basura, y pues hay que darle otra vez. Nosotros trabajamos aquí para mantenimiento de jardinería, sea día festivo o no, aunque no nos obligan a venir, no señor", reiteró.