Cuenta Pública 2011 arroja anomalías en préstamos a personal

El último informe de la dependencia estatal va en el paquete de 26 dictámenes que rechazó la Comisión de Hacienda.
Ruiz García: la intención no es provocar un veto.
Ruiz García: la intención no es provocar un veto. (Raúl Palacios)

Monterrey

Además del quebranto por 305 millones de pesos en el sistema de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Isssteleón), la Auditoría Superior del Estado encontró en 2011 algunas irregularidades en el fondo de préstamos personales por 34 millones de pesos.

El mismo año en que se registraron las malas inversiones con la Hipotecaria Su Casita SA de CV, así como la venta anticipada de títulos que llevaron a la pérdida de recursos importantes, también existió descontrol sobre los apoyos que se brindaban de modo directo a los trabajadores.

Este que manejo irregular fue reconocido por el Consejo Directivo del Isssteleón, pero no se realizó en ningún momento algún movimiento para resarcir la minusvalía.

Adicionalmente se detectó la existencia de bienes de activo fijo que no están en uso y que tienen un valor por 1 millón 721 mil pesos, sin que se tomaran acciones para que sean reparados o sustituidos los mencionados equipos.

La cuenta de 2011, así como las de los tres años anteriores de ejercicio de este Instituto fueron rechazadas en la Comisión de Hacienda del Estado el pasado lunes 25 de noviembre.

Los informes de resultados de 2008 a 2011, contienen a juicio de la mayoría en el Congreso, serias irregularidades que los hacen susceptibles no sólo del rechazo, sino también de la promoción de denuncias penales.

En su momento el diputado panista, Juan Carlos Ruiz García advirtió que existían en estos informes pruebas de daños patrimoniales evidentes y graves a la patrimonio del Isssteleón.

Esta cuenta pública será llevada al Pleno en sentido de rechazo durante la próxima semana en el Congreso del Estado.

La polémica por el mal manejo del fondo de pensiones orilló a los integrantes del Poder Legislativo a ordenar a la Auditoría Superior del Estado el realizar un análisis específico del caso durante el ejercicio del 2012.

Sin embargo el órgano fiscalizador no pudo ejecutar esta labor porque el Gobierno Estatal decidió reservar esta información, por lo que se desconoce el manejo que se haya dado al fondo de pensiones de los trabajadores durante el 2012, año en el que además, la Federación comenzó a colaborar con el rescate financiero.

Además de la cuenta pública de 2011 de Isssteleón, la Comisión de Hacienda del Estado en el Congreso local rechazó otras 25 que deben ser aun votadas en el Pleno.

Sin embargo, reservó cuatro más para analizar más adelante, entre las que destacan dos del Gobierno Central: una corresponde al sexenio de Natividad González Parás y la 2011 de Rodrigo Medina.