Cuartel de seguridad en SP aún lejos de operar

El año pasado Ugo Ruiz aseguró que la corporación se mudaría al sitio durante el primer trimestre de 2014; la obra todavía no concluye.
Cuartel Policía San Pedro Valle Oriente
Se tuvo que buscar otro catastro, ya que el proyecto había quedado cancelado. (Leonel Rocha)

Monterrey

Aunque debe entregarse en menos de dos meses, los trabajos del cuartel de seguridad en Valle Oriente avanzan a marchas forzadas.

En obra negra, sin acabados y sin terminar las estructuras es como se observa este proyecto que deberá concluirse antes de que termine marzo.

En una visita realizada por este lunes al inmueble, MILENIO Monterrey constató que hay trabajos que siguen pendientes para que pueda iniciar operaciones.

Inicialmente se contemplaba concluir con este cuartel en agosto de 2013, sin embargo, se aplazó hasta marzo.

Durante su realización ha enfrentado inconformidades interpuestas por vecinos de la zona, quienes en momentos lograron suspender el proyecto.

Desde septiembre de 2013, el alcalde Ugo Ruiz aseguró que la corporación municipal de seguridad estaría laborando en el nuevo cuartel a principios de este año.

"Será por ahí de febrero o marzo del próximo año cuando ya podremos estar laborando por ahí", comentó Ruiz en ese momento, luego de finalizar una sesión de Cabildo.

Las obras del cuartel, ubicado en la avenida Rufino Tamayo, casi en el cruce con Lázaro Cárdenas, iniciaron desde octubre de 2012, cuando todavía estaba al frente del municipio de San Pedro el panista Mauricio Fernández.

Aunque fueron suspendidos durante meses, los trabajos se reanudaron en mayo del año pasado por una suspensión de amparo.

La edificación de este cuartel está a cargo de Garza Ponce Bienes Inmuebles y es a través de un contrato de Asociación Público Privada (APP).

Por esta razón, la empresa deberá entregar la construcción equipada, mientras que el municipio deberá pagar 1 millón 638 mil pesos mensuales, lo que derivará a que finalmente se paguen 294 millones de pesos por dicha edificación.

En diferentes ocasiones, Ruiz justificó la aplicación de la APP para construir el cuartel, pues no se contaba con el capital para liquidarlo.

La sede policial se proyectó junto a otro similar que sería construido por la avenida Díaz Ordaz, sin embargo, se canceló por falta de recursos y se planeó convertirlo en un estacionamiento municipal.