Crecimiento rebasa vialidades de Monterrey

De acuerdo con estudios del Tecnológico de Monterrey, la mancha urbana tiene un avance de cuatro hectáreas por día.
El tráfico vehicular se ha incrementado en los últimos 15 años.
El tráfico vehicular se ha incrementado en los últimos 15 años. (Roberto Alanís)

Monterrey

El crecimiento desordenado de Monterrey y su zona metropolitana ya rebasaron las capacidades de la infraestructura vial, de transporte y los equipamientos urbanos, por lo que requiere de una terapia intensiva urbanística, declaró Juan Ignacio Barragán.

El presidente de la Sociedad de Urbanismo, Región Monterrey consideró que se necesita una solución a este problema, porque este desorden generó un fuerte impacto en la calidad de vida de la gente.

Señaló que no pueden continuar con esa política de crecimiento, porque incluso los recorridos de un punto a otro en la mancha urbana, generan tardanzas de hasta tres horas.

"Yo pienso que la ciudad de Monterrey va a tener que tener una terapia intensiva urbanística porque en los últimos 15 años el crecimiento disperso sobrepaso los límites de las capacidades de la infraestructura, particularmente la infraestructura vial, de infraestructura de transporte, los equipamientos también, pero la vial y de transporte están ampliamente rebasadas y eso está generando un fuerte impacto sobre la calidad de vida de la gente.

"Yo recuerdo hace 15 años, la distancia más larga que tenías que recorrer en Monterrey, era una hora, una hora y cuarto, ahora hay gente que se tarda dos horas y media y hasta tres en ir a su trabajo, eso es el producto de esta dispersión, y no creo que lo podamos arreglar fácil.

Tenemos fraccionamientos que se han construido a 20, 25 kilómetros de la ciudad y esto no puede ser", declaró.

De acuerdo a estudios del Tecnológico de Monterrey, la mancha urbana tenía recientemente un crecimiento de cuatro hectáreas por día.

El desorden en el crecimiento surge desde las administraciones municipales, luego de que no hay control en las autorizaciones para desarrollos habitacionales.

Juan Ignacio Barragán, consideró que una opción para evitar el crecimiento inmoderado de la zona urbana, es recurrir al crecimiento vertical, aunque aclaró que no es la única, y además trae consigo la generación de ciertos problemas sociales.

"Yo creo que el crecimiento vertical es una opción, pero no es la única, lo que necesitamos es crecer cerca de la ciudad y de donde esté el equipamiento, el crecimiento vertical puede permitirnos ciertas mejoras, pero desgraciadamente tiene el problema de que puede generar problemas sociales.