Corto pero efectivo

Capital Cities no necesitó de un gran repertorio para prender a sus seguidores, que anoche asistieron a su presentación.
Ryan Merchant, al frente de Capital Cities, los conquistó con su voz anoche en el Auditorio Banamex.
Ryan Merchant, al frente de Capital Cities, los conquistó con su voz anoche en el Auditorio Banamex. (Jorge López)

Monterrey

Capital Cities no necesitó de un gran repertorio para prender a sus seguidores y hacerlos vivir una noche de fiesta, pues 13 canciones bastaron para conseguirlo.

La banda californiana de indie pop estuvo la noche de ayer en La Sultana del Norte para presentar su álbum "In a tidal wave of mystery" y de paso regalar una vibrante noche.

Tras la presencia de Band of Bitches, Ryan Merchant y Sebu Semonian aparecieron en el escenario del Auditorio Banamex pasadas las 21:45 vestidos de negro, para iniciar con su derroche de talento al ritmo de su "Kangaroo court".

Tan pronto como soltaron "Origami", la dinamita hizo explosión, y para muestra las ovaciones y gritos de los fanáticos que atestiguaron la primer visita de los Capital a la tierra del cabrito.

"Gracias, Monterrey cómo están, tengo una pregunta, ¿quieren bailar con nosotros? vamos a enseñarles un nuevo baile", dijo Ryan para poderles inyectar su ritmo con "Center stage".

El dinamismo de la música hizo juego en todo momento con el show de luces que presentaron para darle vida al sencillo escenario que presentaron en su debut.

Ese pegajoso ritmo que los caracteriza quedó adherido aún más entre los presentes y en otros más que ni siquiera los conocían con "Cuarteuse", y "Farrah Fawcett hair".

La mezcla de talento, color y energía fue sin duda algo que marcó su presentación, con la que conquistaron a los miles de regios que habían esperado su visita.

Sebu, no olvidó ese toque de humor, al ponerse una chamarra muy irreverente previo a su tema "Love away".

"Stayin' Alive", de los Bee Gees y "Holliday de Madonna", también fueron incluidas en la lista de canciones con las que sorprenderían a los regios.

Ambos vocalistas estuvieron acompañados durante el espectáculo por un baterista, un bajista y un saxofonista, suficientes para hacer retumbar el auditorio, que ya para entonces daba muestras de la locura que se viviría durante la velada.

Para la recta final el público reservó energía para desbordarla al ritmo de su éxito "Safe and sound", el cual interpretaron dos veces antes de decir adiós.