Corto circuito paraliza el Metro subterráneo

La Cruz Verde de Monterrey atendió a tres empleados de la estación Cuauhtémoc porque presentaban síntomas de intoxicación.
Los cuerpos de rescate lograron contener el siniestro.
Los cuerpos de rescate lograron contener el siniestro. (Francisco Cantú)

Monterrey

Un cortocircuito en un banco de baterías en la estación del Metro Cuauhtémoc, paralizó por más de una hora una parte del primer cuadro de la ciudad de Monterrey.

Una espesa nube de humo negro comenzó a invadir la línea del metro subterráneo y se esparció hasta afuera de esta estación.

De inmediato los cientos de usuarios que se encontraban esperando para abordar, salieron corriendo para ponerse a salvo, mientras que el personal de seguridad desalojó el resto de las instalaciones.

Unidades de Bomberos, Protección Civil estatal y municipal, así como ambulancias de las cruces Roja y Verde se concentraron en el lugar; eran aproximadamente las 19:15 de este jueves, justo cuando la mayoría de las instalaciones se encuentran a su máxima capacidad.

Elementos de la policía de Monterrey retiraron los puestos ambulantes ubicados en los accesos principales de la estación para dejar el área libre y que el personal de Bomberos pudiera realizar sus maniobras.

Mientras se efectuaban las labores para poder extraer el humo negro del subterráneo, una gran cantidad de usuarios permanecían en la parte alta de Metro observando el accionar de los rescatistas.

Este hecho no afectó el servicio de la Línea 1 del Metro, pero por cuestiones de seguridad el convoy no detenía su marcha en la estación Cuauhtémoc.

Javier de la Garza Vidal, director de Metrorrey, mencionó las causas que originaron esta movilización que duró más de una hora.

"Esto se debió a que en una batería se produjo un 'corto' y este 'corto' se trasmite a las demás baterías porque es un banco de baterías, pero se controló de inmediato el problema, este alumbrado alimenta algunas cuestiones de señalización, pero nosotros tenemos una instalación redundante porque cuando una falla, entra inmediatamente la otra", informó el funcionario.

De acuerdo al titular de Metrorrey, fueron más de 500 los usuarios los que se vieron afectados debido a este cortocircuito.

Aunque en primera instancia se informó que no había personas lesionadas, tres empleados de la estación fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Verde, ya que presentaban síntomas de intoxicación.