Corte 'le echa gasolina' al pleito por las tarifas

SCJN deja en manos del Congreso local decidir si es válido el veto contra una reforma que arrebataba al Gobierno del Estado la facultad de definir los precios en camiones públicos.
El estado cerró 2013 con el anuncio de que los usuarios tendrían que pagar 12 pesos sin la tarjeta Feria.
El estado cerró 2013 con el anuncio de que los usuarios tendrían que pagar 12 pesos sin la tarjeta Feria. (Carlos Rangel)

Monterrey

La Suprema Corte de Justicia de la Nación abrió la puerta para que el Congreso del Estado sea quien fije las tarifas del servicio de transporte público en Nuevo León al revivir una reforma que había sido ya vetada por el gobernador, pero cuya validez quedó en entredicho.

Una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que este miércoles llegó al Congreso del Estado y de la que MILENIO Monterrey posee una copia, deja en manos del Congreso del Estado definir si el veto que aplicó el gobernador Rodrigo Medina se ejerció en tiempo y forma, y de no haber sido así, declararlo inválido.

En el documento, los magistrados señalan que está fuera de sus facultades definir si el veto se hizo o no dentro de los tiempos legales.

Esto significa que el Congreso Local podría desechar el veto y obligar al Gobernador del Estado a publicar las Reformas a la Ley del Transporte.

De ser así, el gobernador Rodrigo Medina estaría obligado a publicar las reformas que aprobó el Congreso del Estado el 21 de mayo de 2013, para que sean los diputados y no la administración estatal quienes definan las tarifas del transporte público.

El Congreso del Estado aprobó la modificación a la Ley del Transporte para atribuirse las facultades para fijar las tarifas del Transporte Público a través del voto de los diputados locales, y no por decreto del Gobierno del Estado.

Dichas reformas fueron vetadas por el Mandatario Estatal, Rodrigo Medina de la Cruz, sin embargo el Presidente de la Diputación Permanente, Mario Cantú le "regresó" el veto, debido a que las observaciones se enviaron al Congreso Local de manera extemporánea, es decir después de los 10 días establecidos en la ley.

Fue hasta el 6 de junio que el gobernador envió sus observaciones al Congreso.

Esto ocasionó que el Gobierno del Estado promoviera una controversia constitucional en contra de la decisión del presidente de la Diputación Permanente, y que la semana pasada fue resuelta por la Suprema Corte de Justicia.

Sin embargo contrario a lo que el estado anunció, la resolución de la SCJN deja vivo el tema de la fijación de las tarifas por parte de los diputados locales, o al menos así lo señaló el Presidente de la Comisión de Legislación, José Adrián González Navarro.

Según el legislador panista, la resolución efectivamente invalida el documento enviado por Mario Cantú al Gobierno del Estado para regresarle el veto, pues no eran sus facultades, sino del Pleno del Congreso, quien con el voto de la mayoría simple, deberá decidir si las observaciones se hicieron o no a destiempo.

Es decir, el procedimiento fue erróneo y debe ser restituido explicó el legislador.

Esto significa que el escenario regresa al punto de hace un año, en donde el tema deberá ser turnado a la Comisión de Legislación, que deberá elaborar un dictamen sobre si el veto se emitió de forma extemporánea, y después someterlo a votación en el Pleno del Congreso.

"Para superar las observaciones del gobernador se necesita la mayoría calificada, para el tema de determinar la viabilidad o procedencia del documento, si está en tiempo y forma, dice que se determina una mayoría simple de 22 votos.

"Si se llegara a completar la votación, esto quiere decir que las observaciones no llegan en tiempo y debería ser publicada la reforma que se hizo por esta legislatura, que es la modificación de la Ley para que el Congreso defina las tarifas del Transporte", agregó.

De concretarse esto, el tema daría un giro de 360 grados, pues la Suprema Corte de Justicia no entró al detalle de la invasión de esferas que pelea el Gobierno del Estado y se centra en los errores del procedimiento.

"La conclusión que me da es que el tema no está muerto, está pendiente por saber el siguiente paso que se dé y si lo logramos que ya no sea el Gobierno del Estado quien determine las tarifas y que haya una mejor resolución".

Versiones del grupo, indican que el PAN prepara un periodo extraordinario la próxima semana para tratar el tema y someterlo a votación lo antes posible.