Convierten sesión en un 'acto teatral'

Lo que comenzó como una acusación de abuso de funciones acabó en un recorrido por obras de la literatura universal.
Los panistas se relajaron charlando de otros temas.
Los panistas se relajaron charlando de otros temas. (Jorge López)

Monterrey

Si los perros ladran, es porque vamos avanzando", espetó la diputada Imelda Alejandro, desatando por un lado los sonidos onomatopéyicos de un can y por el otro las exigencias de respeto de los legisladores del PRI: "Aquí no hay perros, somos 42 diputados", reclamaba Daniel Torres, mientras que el presidente en turno, Fernando Elizondo, le respondía; "señor diputado, no es un insulto, es una referencia a una de las obras más importantes de la literatura universal".

Si bien es cierto la referencia no es una cita textual real de la obra literaria Don Quijote de la Mancha, tampoco era el tema en discusión, pero después de 50 minutos de discusión, era lo menos importante.

Y es que lo que comenzó como una acusación de abuso de funciones del diputado, Carlos Barona Morales, en contra de la diputada local del PAN, Blanca Lilia Sandoval, al paso del tiempo se convirtió en un recorrido por obras de la literatura universal y del teatro contemporáneo.

"Una diputada de esta legislatura se la pasa entrando a las clínicas, tomando fotos, juzgando y abriendo las puertas de los consultorios sin permiso, y violando el secrecía de la identidad de los pacientes, sólo para hacerles una encuesta, induciéndolos para que digan que el servicio está mal", acusó el legislador priista desde la tribuna pero sin dar el nombre de quién se trataba.

En realidad el documento no era ningún exhorto o petición de castigo, simplemente era un posicionamiento, pese a ello la diputada Blanca Lilia Sandoval, subió al pleno, reconoció que se trataba de ella y defendió sus acciones.

"Me siento halagada de que se hablé de mi trabajo en esta tribuna por que las personas y los mismos médicos me hablan para que vaya a sus clínicas a revisar el mal servicio, pero no lo dicen en público por temor a represalias", e inmediatamente hizo leer un artículo de la Constitución en donde se establece que una de las funciones de los diputados es la gestión de las demandas de la ciudadanía.

El PRI se mantuvo firme en la acusación y explicó que el problema no es el hecho sino la forma en que la diputada realiza las inspecciones a hospitales de la entidad, incluso mostraron fotos de la legisladora tomando de urnas, las denuncias de ciudadanos, sin permiso, según dijeron.

"Diputado, esas fotos las tome yo, con mi cámara", le reclamó la legisladora panistas a sus homólogos del PRI mientras Rebeca Clouthier les gritaba: "Es un plagio".

El cansancio y la discusión estéril llegaron al punto del desorden, los diálogos y chistes entre los legisladores, hasta que el diputado del PRI, César Serna pidió orden en la sala.

Una escena

-"Por favor señora presidenta", dijo "Tello" Serna, al panista Fernando Elizondo. "Que pasó, que pasó, vamos agarrándonos respetó", le respondió Elizondo, desatando las risas.

-"¿Qué diputado?, esa también es una obra", le dijo Serna de León recordando la intervención de Imelda Alejandro... "Sí, pero de otro género", dijo entre risas el diputado panista.

-La discusión fue cortada por el líder de la bancada del PRD, Eduardo Arguijo, quien ya cabeceaba medio dormido en su lugar, tomó un legajo y cambió drásticamente el tema.