Continúan detenidos empleados del Casino Fortuna

Las tres personas están siendo investigadas presuntamente por lavado de dinero, sin embargo no se ha dado más información de ellos.
Son tres las personas detenidas.
Son tres las personas detenidas. (Francisco Javier Cantú)

Monterrey

Los tres empleados del Casino Fortuna que fueron detenidos, continúan siendo interrogados acerca de las actividades que realizaban en la empresa, sin que se haya informado cuál es su situación legal.

Los trabajadores, de quienes tampoco se han dado a conocer los nombres, seguían sin acceso a comunicación, luego de ser detenidos por elementos federales, quienes realizaron un operativo en la casa de apuestas por presunto lavado de dinero.

Trabajadores del Casino Fortuna, ubicado al poniente de Monterrey, mencionaron que "son dos mujeres y un hombre, desde que llegaron a las 3 de la tarde a hacer el operativo, están incomunicados, no los dejan hablar.

"Yo estuve ayer hasta las 3 de la mañana, me vine a descansar un rato y estaba un compañero de nosotros ahí afuera y nos estaba informando que todavía no los dejan salir, hay familiares de los empleados también y no nos dejan tener contacto con ellos" dijo la empleada, quien no quiso dar su nombre.

Autoridades declararon que es un proceso tardado y los empleados siguen resguardados por lavado de dinero, sin especificar cuánto tiempo permanecerán así.

Empleados del casino aseguraron que loe elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia organizada (SEIDO) de la PGR, Policía Federal Ministerial, la Marina y Fuerzas federales de apoyo, entraron armados al lugar y con un trato agresivo con ellos.

"El trato fue pésimo, nos trataron bien mal, había mujeres embarazadas, nos robaron, nos golpearon y hay dictámenes de la gente que esta golpeada" declaró una empleada de La Fortuna

Los demás empleados, que eran alrededor de 80, fueron liberados y se retiraron a sus domicilios, pero con las reservas de ley.

El cateo inició a las 15:00 horas del miércoles, y fue implementado por la Policía Federal, Ministerial y Secretaría de Marina.