Congreso 'deja morir' 84 cuentas públicas de 2012

A raíz del nulo consenso entre fracciones del PRI y el PAN, futuras observaciones no tendrán ningún peso jurídico; de 105 expedientes sólo avanzaron en 21.
Los priistas Ernesto Quintanilla, presidente de la Comisión Cuarta de Hacienda, y María de la Luz Campos.
Los priistas Ernesto Quintanilla, presidente de la Comisión Cuarta de Hacienda, y María de la Luz Campos. (Jorge López/Archivo)

Monterrey

La falta de acuerdos e intereses políticos o incluso electorales de los partidos mayoritarios en el Congreso del Estado no sólo han impedido el nombramiento de un Auditor Superior del Estado, también han permitido la prescripción de cuentas públicas del ejercicio fiscal 2012, cuyo plazo para revisión, establecido por ley, concluyó el pasado miércoles.

Esto significa que pese a que los legisladores detecten irregularidades en el uso de los recursos públicos en algún municipio u organismo del estado o paraestatal pendiente en la revisión, ya no podrán hacer alguna acción legal ni observación administrativa, pues el tiempo para hacerlo ya concluyó.

En septiembre de este año, MILENIO Monterrey reveló que el Legislativo estatal se encontraba en franca violación a la Ley de Fiscalización al incumplir con la dictaminación, al menos en comisiones, de las cuentas públicas de 2012.

Desde septiembre de 2011, la nueva Ley de Fiscalización del Estado obliga a los diputados a revisar y aprobar al menos en comisiones las cuentas públicas que reciban de la Auditoría Superior del Estado en un lapso menor a un año.

Debido a que los legisladores recibieron las cuentas públicas en octubre del 2013, argumentaron que tenían hasta la finalización del periodo para sacar adelante su aprobación o rechazo sin transgredir la ley.

Pese a ello, este miércoles llevaron a cabo el cierre de su penúltimo periodo de sesiones, sin avanzar en el análisis y dictaminación de las cuentas. De 105 que tenían pendientes al inicio del periodo de sesiones, sólo avanzaron en 21 expedientes, durante tres meses y medio.

En total, los diputados dejaron sin analizar 84 cuentas públicas del ejercicio fiscal 2012, que ahora, hagan lo que hagan ya no tendrán ningún efecto legal debido a su inacción.

La Comisión de Hacienda del Estado, en manos del PRI, es la que tiene mayor rezago de cuentas públicas y debido a los cambios en su integración, la que más manejo político ha sufrido.

Y es que hasta antes de que el tricolor asumiera el control administrativo, financiero y político del Congreso del Estado, el PAN había decidido rechazar un bloque de 30 cuentas públicas del Gobierno del Estado que encabeza Rodrigo Medina de la Cruz. Cuando el PRI asumió el control de la Comisión y del Congreso, revirtió el sentido de rechazo y aprobó las cuentas.

La Comisión Primera de Hacienda dejó pendientes 13 cuentas públicas, la Segunda 10 expedientes, la Tercera echó al olvido 13 cuentas, mientras que la Comisión Cuarta, la segunda con mayor rezago, arrumbó 16.

Por su parte, la Comisión Quinta de Hacienda dejó pendientes 8 cuentas públicas, entre las que se encuentran los expedientes del municipio de Santa Catarina, su Instituto de la Juventud, y los ayuntamientos de Salinas Victoria, Hidalgo, Zuazua, García, Ciénega de Flores y Abasolo.

Según el artículo 52 de la Ley de Fiscalización del Estado, se especifica que "las Comisiones de Hacienda estudiarán el respectivo informe del resultado (de la cuenta pública), y someterán a votación del Pleno el dictamen del mismo a más tardar en los dos periodos ordinarios de sesiones siguientes a la fecha de recepción del respectivo informe del resultado".

Lo que no fue, no será

Relación de algunas cuentas públicas del ejercicio fiscal de hace dos años, cuyo plazo de revisión ha expirado:

Hacienda del Estado
24

Primera de Hacienda
13

Segunda de Hacienda
10

Tercera de Hacienda
13

Cuarta de Hacienda
16

Quinta de Hacienda
8