Congreso perfila periodo extraordinario para junio

Los temas que abordarán son la reforma política federal y la nueva ley electoral para el estado.

Monterrey

Diputados locales de las seis bancadas que integran el Congreso del Estado alistan la realización de un periodo extraordinario entre el 10 y el 15 de junio a fin de sacar adelante las segundas vueltas de los temas en materia político electoral y dejarlos listos para las próximas elecciones del 2015.

Aunque inicialmente su aprobación se veía distante, finalmente los legisladores locales lograron sacar a contrarreloj la reforma política electoral que incluye en la Constitución local los temas de candidaturas independientes, equidad de género y la reelección.

Así mismo la ley electoral del estado que vendrá a reglamentar precisamente la aplicación de estas nuevas figuras, aunque su apertura a discusión se hizo sin establecer temas como la cantidad de firmas que una persona necesitará para acceder a una candidatura independiente, el tiempo de publicidad al que accederá o sus prerrogativas.

Asimismo deja aún en el aire los periodos de reelección, pues según la reforma política federal, los diputados podrán competir en elecciones para reelegirse hasta en cuatro ocasiones, sin embargo a nivel local aún no se sabe si permitirán el máximo, o sólo uno o dos periodos, no así en el caso de los alcaldes, donde solamente existe una oportunidad de reelección.

En el caso de la equidad de género, se propone la repartición equitativa entre hombres y mujeres, en cuanto a candidaturas a diputados locales y a las planillas para regidores de los ayuntamientos, dejando afuera el caso de las alcaldías.

En este sentido los legisladores locales citarán a mesas de trabajo desde la próxima semana donde comenzaran a recibir las propuestas para fijar estos parámetros en la segunda vuelta de la ley electoral, así como para obtener la opinión de expertos en la materia.

Se espera que el periodo extraordinario se realice entre los días 10 y 15 de junio donde los legisladores esperan aprobar de manera conjunta tanto la reforma política electoral, como la segunda vuelta de la ley electoral del estado.