Diputado exhorta a Profeco retirar armas de juguete

El priista Daniel Torres Cantú aseguró que no se cumple con la Norma Oficial Mexicana, la cual implica que los artículos de este tipo deben tener colores que no se asemejen a los reales.

Monterrey

En plena temporada de compras navideñas, el Congreso del Estado exhortó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a retirar del mercado todos aquellos juguetes en forma de armas de fuego que no cumplen con la Norma Oficial Mexicana.

El diputado local del PRI, Daniel Torres Cantú, fue quien propuso el tema a sus compañeros legisladores, al asegurar que en muchos casos no se obedece esta norma, la cual implica que los juguetes de este tipo deben tener colores llamativos que no se asemejen a los reales.

Tanto fabricantes como distribuidores no se han asegurado que esta Norma Oficial Mexicana, vigente desde el año 2003, se esté cumpliendo, por lo que solicitó la intervención del delegado de la Profeco, Alberto Salazar.

"Se hace un atento y respetuoso exhorto al delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en el estado, para que dentro del ámbito de sus competencias intensifique las inspecciones en los establecimientos que se dediquen a la venta de juguetes en la entidad, con el fin de retirar del mercado aquellos que no cumplan con la Norma Oficial Mexicana NOM-161-SCFI-2003", se lee en el escrito aprobado por unanimidad de los diputados.

Torres Cantú explicó que además se buscará realizar un recorrido por distintos establecimientos, de la mano de Profeco para vigilar y garantizar que este tipo de juguetes sean retirados del mercado.

"Hoy en día observamos la proliferación de ventas de juguetes que imitan armas o sirven para jugar a matar; generando e introduciendo a las niñas y niños en un ambiente de agresividad siendo en su futuro la base de sus relaciones sociales; así mismo, este tipo de juguetes no sólo afectan al desarrollo del menor, sino también afectan a la seguridad pública, ya que este tipo de armas apócrifas pueden ser aprovechadas para cometer delitos, por su gran parecido con las armas reales", advirtió el diputado priista.

Dicha norma establece que los juguetes réplicas de armas de fuego deben ser fabricados de plástico transparente o bien, de un color fluorescente que no sea el plata, gris, negro o café puros, o elaborados a base de recubrimientos de tipo pavón, níquel, cromo, acero, policarbonatos, y aleaciones de aluminio y madera, o cualquier combinación posible de estos materiales a fin de que no exista la posibilidad de confundirlas con las pistolas profesionales.