Para Congreso, cuenta regresiva comienza hoy

Equidad de género, candidaturas independientes y Ley de Participación Ciudadana, los grandes asuntos pendientes.
El consenso no ha sido posible entre los diputados locales.
El consenso no ha sido posible entre los diputados locales. (Leonel Rocha)

Monterrey

Desde hoy, el Congreso del Estado cuenta solamente con tres meses para sacar adelante las reformas en materia político electoral: candidaturas independientes, equidad de género y las modificaciones a la Ley Electoral del Estado, para que puedan ser aplicadas en las próximas elecciones de 2015.

A partir del mes de septiembre de este año, los diputados locales ya no podrán hacer modificaciones a la Constitución o a las leyes secundarias en materia electoral, según lo marca la Constitución del Estado, que fija un plazo de 9 meses antes de la elección, para poder realizar este tipo de ajustes.

Además, el calendario electoral marca el inicio del año de elecciones con la conformación del Tribunal Estatal Electoral, lo que debe suceder un año antes de la fecha de los comicios, en este caso en julio de este año.

En este contexto, los legisladores locales tendrán en éste, su cuarto periodo de sesiones, la difícil tarea de lograr consensar y aprobar la primera vuelta de las reformas, adiciones y derogaciones a la Constitución Política del Estado para homologarla con la Carta Magna y sus modificaciones emanadas de la Reforma Político Electoral, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 10 de febrero.

Sin embargo, el punto más álgido lo podrían encontrar en la elaboración y reforma a las Leyes Secundarias, las cuales deberán marcar el camino a seguir para las candidaturas independientes y la equidad de género en los comicios.

Los coordinadores de las fracciones mayoritarias del Congreso del Estado, Alfredo Rodríguez Dávila, del PAN y Édgar Romo, del PRI, han señalado en otras ocasiones, que podrían esperar al mes de abril, fecha límite autoimpuesta por el Congreso de la Unión para que los legisladores federales saquen adelante las leyes secundarias en materia político electoral, y una vez publicarlas, tomarlas como ejemplo e igualarlas en la entidad.

Esto haría a los diputados locales perder casi dos meses de un periodo de sesiones que tiene un tiempo de duración de sólo tres, reduciendo a cuatro semanas el plazo para analizar, estudiar y reformar estas leyes.

Al tratarse de reformas a la constitución y leyes denominadas constitucionales (Ley Electoral del Estado) su aprobación requiere necesariamente ser votada en dos ocasiones por el pleno del Congreso del Estado en diferentes periodos de sesiones.

Esto obligará a los diputados locales a realizar un periodo extraordinario entre los meses de junio y agosto de este año, para poder concluir las dos vueltas requeridas para estas reformas.

Los legisladores tendrán que abordar en primera instancia las reformas a la Constitución del Estado para derogar todo lo referente a la Comisión Estatal Electoral, ya que ahora será el Instituto Nacional de Elecciones el que marcará todo lo referente a los comicios en los estados.

Posteriormente deberán entrar al análisis de las candidaturas independientes, en donde el Congreso del Estado ya reformó el artículo 36 de la Constitución del Estado que permite al ciudadano ser candidato a algún cargo público.

No obstante, los diputados dejaron pendiente la Reforma al artículo 42 de la Constitución, el cual mantiene la exclusividad de los partidos para postular candidatos, y ahora estarán obligados a modificarlo.

Así entrarán también en las modificaciones a la Ley Electoral del Estado para reglamentar las candidaturas independientes; tiempos de publicidad, porcentajes de recursos que recibirán, y lo más complicado, cuántos candidatos independientes se permitirán por contienda.

Otro tema polémico es el de la equidad de género, donde pese a que nivel nacional ya fue aprobada en la constitución, en Nuevo León todavía hay renuencia, y el último acuerdo es aprobar un porcentaje 60-40.

Finalmente, los legisladores cuentan con otros temas pendientes y que este periodo representará su última oportunidad para aprobarlos: la Ley de Participación Ciudadana, que ya ha fracasado en dos ocasiones en lo que va de la actual legislatura.

Menuda tarea

Los coordinadores de las bancadas del PRI y el PAN han mencionado que podrían esperar a abril, fecha límite del Congreso de la Unión para sacar las leyes secundarias en materia electoral.

Ello provocaría que los legisladores estatales perdieran casi dos meses de un periodo de sesiones, que consta de tres, lo que daría cuatro semanas de plazo para analizar y reformar dichas leyes.