Estado vs Congreso: crece tensión por ley "antijineteo"

El mandatario Jaime Rodríguez afirmó que no necesita a los diputados para gobernar; por su parte, Manuel González, secretario general de Gobierno, lanzó críticas a través de Facebook.

Monterrey

La tensión entre los poderes Ejecutivo y Legislativo de Nuevo León sigue creciendo tras la aprobación de la nueva ley de Coordinación Hacendaria, que limita al Estado para jinetear los recursos federales y permite a los municipios entrar en controversia legal si no los reciben a tiempo.

Durante el fin de semana, tanto el gobernador Jaime Rodríguez como su secretario general de Gobierno, Manuel González, emprendieron una cruzada contra el Congreso local.

Ante jefes de estado, en la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago), El Bronco afirmó que no necesita a los diputados, cuando un día antes los había acusado de secuestrar las finanzas públicas.

"No los necesito, ellos tienen que hacer su ley, ellos tienen que hacer su trabajo; nosotros haremos el nuestro", refirió el viernes pasado en Toluca.

La segunda "estocada" del Estado vino por cuenta del secretario general de Gobierno, Manuel González, quien cuestiona los intereses de los diputados al realizar estos cambios a la ley, y pregunta a sus seguidores si les parece que están del lado de los ciudadanos o de sus partidos.

Afirma, además, que se trata de un cambio de actitud repentina a favor de la ciudadanía, de la que "no se han preocupado en los últimos 18 años".

A través de su página de Facebook, el funcionario estatal lanzó a la opinión pública el siguiente cuestionamiento: "¿Qué piensan ustedes de la repentina actitud de los diputados del Congreso para proteger a la ciudadanía, cuando en 18 años nunca hicieron nada?".

Acto seguido, el texto viene acompañado de una imagen en la que se aprecia a los diputados en sesión del Pleno y con otro cuestionamiento: "¿Con quién creen que esté el Congreso del Estado? ¿Con los partidos políticos o con los ciudadanos?". Dicha imagen concluye con las iniciales MG.

La publicación fue hecha tras la aprobación de la Ley de Coordinación Hacendaria, en la cual abren la puerta a los municipios para que éstos puedan actuar legalmente en contra del Estado en caso de retraso en las participaciones federales.

Aunado a esto, y como lo había manifestado la semana pasada la ONG Redes Quinto Poder sobre las publicaciones en la cuenta de Facebook del gobernador Jaime Rodríguez, la publicación de González también atentaría contra el artículo 134 de la Constitución en donde establece lo siguiente:

"La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social.

"En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada", expone el párrafo ocho del artículo 134 de la Constitución.

En respuesta a estas declaraciones, los coordinadores de las bancadas en el Congreso han afirmado que no "caerán en tentaciones" de responder al Ejecutivo estatal, y señalan que esperan una respuesta sustentada por las vías conducentes.

Aunque al momento no existe una postura oficial en relación a utilizar el poder el veto para estas reformas realizadas por el Poder Legislativo, aún existe plazo legal para que el gobernador se inconforme.