Conductores necios, la falla que falta corregir en Ecovía

Las vueltas prohibidas que dan los automovilistas despistados y sin interés por el transporte público.

Monterrey

El que promete ser uno de los medios de transporte más eficientes del área metropolitana, ha arrancado sus operaciones con una serie de accidentes viales en la que los pasajeros sacan siempre la peor parte.

Los responsables son siempre automovilistas atolondrados e inconscientes, quienes dan vueltas prohibidas a la izquierda, lo que ocasiona los percances que, además de trastocar las actividades de los pasajeros, al enviarlos al hospital o simplemente arruinarles su día laboral, ocasiona graves embotellamientos en las avenidas aledañas, con la consiguiente pérdida de horas-hombre y contaminación.

Claro que hay responsables colaterales, como el Municipio de Monterrey, que no coloca agentes de Tránsito en los cruceros donde hay vueltas prohibidas a la izquierda. Seguramente se debe a la falta de elementos que sufren en esa corporación, aunque algunos lo interpretan como parte de los conflictos con el Gobierno del Estado.

Sea como fuere, al final los perjudicados son los usuarios del transporte, que de una manera u otra se cobrarán esas afrentas...