Concretan en el Pleno reformas a Ley del Isssteleón

El Congreso del Estado aprueba derogar las fracciones de un artículo que impedían dar servicio en el Isssteleón a personas mayores de 50 años de edad o con enfermedades preexistentes.
Foto: Archivo
Foto: Archivo

Monterrey

Con la abstención del PRI y Nueva Alianza, el Congreso del Estado aprobó este miércoles derogar las fracciones cuarta y quinta del artículo 4 de la Ley del Isssteleón que impedía el acceso a los servicios de salud a empleados del Gobierno Estatal mayores de 50 años o con enfermedades preexistentes.

Incluso el Partido Nueva Alianza intentó detener la votación realizando un voto particular para que el tema fuera regresado a comisiones con el argumento de que no hubo mesas de trabajo para analizar el tema.

Sin embargo, al final se aprobó con 23 votos a favor del PAN, PRD y PT las reformas que permitirían que empleados del sistema estatal personas mayores de 50 años o con enfermedades preexistentes puedan tener acceso al servicio médico.

La iniciativa había sido impulsada por personas que se encontraban en esta situación y que desde hace un año conformaron el grupo La Rebelión de los Enfermos, y que este día estuvieron presentes en la sesión.

El abogado Guillermo Noriega hizo un llamado al Gobierno del Estado para que publique tanto antes las reformas y aseguró que si el Ejecutivo Estatal opta por vetar lo aprobado “iremos con todo” en contra del Gobierno, en base a las resoluciones de la Corte Federal que ha definido ya que la ley del Isssteleón es discriminatoria y por ello inconstitucional.

En este mismo sentido se manifestó Jesús Hurtado, presidente de la Comisión de Fomento Económico, de donde emanaron las reformas, y quien también pidió al mandatario estatal Rodrigo Medina, no aplicar el veto a las mismas.

“Vetar esta ley es vetar los derechos legítimos de los ciudadanos mayores de 50 años, vetar esta ley es vetar los derechos de los empleados que enfrentan una enfermedad preexistentes, vetar esta ley es ir en contra de los ciudadanos, en contra del Poder Legislativo, en contra de los derechos humanos… esperemos que el gobernador no esté tentado a vetar esta ley”, sentenció Jesús Hurtado.

El Gobierno del Estado tiene 30 días para decidir si publica las reformas o la regresa al Congreso local con observaciones.