Compensan con recursos freno a alzas catastrales

Dado que no fue autorizado aumento del predial, diputados del Congreso local avalan otros mecanismos que beneficiarían a las arcas públicas de ayuntamientos priistas y panistas.
Integrantes de las dos principales fuerzas políticas alcanzaron un acuerdo, aprobado por unanimidad este martes.
Integrantes de las dos principales fuerzas políticas alcanzaron un acuerdo, aprobado por unanimidad este martes. (Jorge López)

Monterrey

Reynaldo Ochoa/Monterrey

Diputados locales de los partidos Acción Nacional y del Revolucionario Institucional del Congreso del Estado de Nuevo León armaron este martes un enroque entre los recursos de las participaciones y los techos de deuda, en beneficio de los municipios de la zona metropolitana cuyos partidos gobiernan actualmente.

Aunque no les autorizaron ni un peso de aumento al impuesto predial, principal ingreso de los Ayuntamientos, los diputados locales no dejaron en el desamparo a sus correligionarios que encabezan algunos de estos gobiernos municipales.

Este martes, los legisladores de las dos principales fuerzas políticas del estado alcanzaron un acuerdo para otorgar más recursos a los municipios por distintas vías, ya sea mediante nuevos financiamientos, o a través de la redistribución de participaciones.

En primera instancia, los legisladores acordaron permitir techos de deuda de hasta 10 por ciento de sus presupuestos, para cuatro municipios: dos gobernados por el PRI y dos más gobernados por el partido Acción Nacional que habían solicitado sin éxito el aumento en su impuesto predial.

Se trata de los municipios de Escobedo y Apodaca, por parte del PRI, encabezados por César Cavazos y Raymundo Flores, respectivamente; así como Santa Catarina y Juárez, cuyos alcaldes Víctor Pérez y Rodolfo Ambriz, respectivamente, son militantes del partido albiazul.

En el caso de Apodaca, se le autorizó 10 por ciento de financiamiento con relación a su presupuesto, que oscila en los mil 400 millones de pesos, mientras que a Escobedo se le autorizó la posibilidad de adquirir nuevos financiamientos hasta por 9 por ciento de sus ingresos, es decir, cerca de 83 de los poco más de 900 millones de presupuesto anual con el que cuenta.

En tanto, el municipio de Santa Catarina recibió la autorización para adquirir nuevos pasivos con un techo de deuda de hasta por 72 millones de pesos, equivalente a 10 por ciento de su presupuesto, al igual que al municipio de Juárez. En ambos casos, obedece a la solicitud que realizaron inicialmente a los diputados locales.

A la par de esto, los legisladores locales acordaron modificar las fórmulas de repartición de las participaciones federales para los Ayuntamientos, para beneficiar a municipios como San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza y Monterrey.

Esto es luego de que los legisladores alcanzaran un acuerdo en el que se modificarían los porcentajes de repartición, a favor de aquellos ayuntamientos que presentan mejor eficiencia recaudatoria y no con base al número de población, como se venía realizando hasta el año pasado.

Desde 2009 y hasta el año actual, al momento de entregar los recursos se había tomado en cuenta como primer punto la cantidad de ciudadanos en una proporción de 60 por ciento; el 25 se basaba en la situación de carencias y el 15 restante en la eficiencia recaudatoria.

Sin embargo, en la Ley de Egresos enviada por el Gobierno del Estado para el próximo año, las fórmulas sufrirían una modificación para estos fondos que ascienden a 20 por ciento del Fondo General, Fondo de Fiscalización, Impuesto sobre Automóviles Nuevos, Impuesto Especial sobre la Producción de Servicios (IEPS), entre otros.

La bolsa que se va a repartir durante 2014 será de 9 mil 700 millones de pesos, recursos que serán entregados de acuerdo a una fórmula que propone el gobernador del estado en su paquete fiscal.

Un 48.75 por ciento se distribuirá según la población que tenga cada municipio; un 31.26 por ciento será con relación al índice de carencias por municipio y el 20 por ciento restante se aplicará con base a la eficiencia recaudatoria que tenga cada una de las administraciones.

Sin embargo, en el acuerdo alcanzado ayer y aprobado por unanimidad de la Comisión de Hacienda del Estado, los porcentajes por población bajaron de 48 a 42.5 por ciento, en tanto que por índice de carencia se redujo de 31.26 a 27.5 por ciento, y en el caso de eficiencia recaudatoria el porcentaje creció de 20 a 30 por ciento.

Los municipios de la zona metropolitana con mejor eficiencia recaudatoria son principalmente panistas: San Pedro Garza García y San Nicolás de los Garza, seguidos por Monterrey, pero por encima de otros como Escobedo, Apodaca o Guadalupe, cuyos gobiernos emanan del PRI.

Dichos acuerdos permitieron que el paquete fiscal del estado y las leyes de ingresos de los 51 municipios avanzaran este martes en comisiones bajo consenso y en tiempo récord, pues podrían alcanzar su aprobación en Pleno el día de hoy, dos días antes de que concluya el periodo de sesiones.