Comercio fronterizo prevé impacto negativo por IVA

Estiman afectaciones a la planta laboral de unas 30 mil personas por las repercusiones que sufrirán los negocios formales.
Niveles por zonas
Niveles por zonas (Especial)

Monterrey

La homologación del IVA en la zona fronteriza con Estados Unidos tendrá un efecto inflacionario, incentivará la informalidad y causará una fuga millonaria de pesos de los consumidores, coinciden representantes del sector comercio en la frontera de Mexicali, Reynosa y Nuevo Laredo.

Después de que senadores del PRI y PRD avalaron elevar el IVA del 11 al 16 por ciento en esta franja, los comerciantes señalaron que esta tasa duplica a la que tiene el vecino país dejándolos en desventaja.

Jorge Cervantes Arenas, presidente de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco) de Mexicali, Baja California y consejero nacional de Concanaco, advirtió que al elevar el IVA se tendrá una inflación directa del 5 por ciento en los productos, y una fuga de consumidores de más mil 200 millones de dólares.

Además prevén afectaciones a la planta laboral de 30 mil personas por el efecto en el comercio:

"Estamos por lo menos un 30 por ciento en la disminución de empleo que es muy grave, más o menos 30 mil empleos de perderse en el estado, y una falta de competitividad", dijo.

Por su parte, Israel Vázquez Tapia, vicepresidente de Canaco en Reynosa, Tamaulipas, señaló que esperaban "un milagro" en la decisión de los senadores pero con la medida tomada incentiva la generación de la informalidad y una afectación al consumidor porque una vez que se homologue el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 11 al 16 por ciento, representará un incremento de un 45 por ciento.

En Nuevo Laredo, Fernando Torres Villarreal, consejero activo de Canaco en esta ciudad que compite con Laredo, Texas, E.U., señaló que esta medida los deja en una total desventaja.

Mientras tanto, Guillermo Dillon Montaña, director de Caintra Nuevo León, señaló que existe preocupación por la afectación que causará la homologación del IVA en la zona fronteriza ya que ha sido de las localidades más golpeadas por la inseguridad y el crimen organizado.

"La frontera nos preocupa en dos sentidos, ha sido una de las zonas más afectadas y más vulnerables al crimen organizado y la situación económica no es por mucho la mejor de México y nos preocupa que vaya a repercutir.

"Y también que los consumidores crucen la frontera para adquirir productos que puedan estar más baratos, afectando la economía del lado mexicano", señaló.