Comerciantes de automóviles ya aplicaban medidas de la nueva ley

Nayelli Velázquez Victoria, presidenta de la Anca, mencionó que los negocios del gremio identifican y registran a sus clientes desde antes de la llegada de esta legislación.
Aseguran que no afecta sus operaciones
Aseguran que no afecta sus operaciones (Archivo)

Monterrey

La ley antilavado no mete más presión a los comerciantes de automóviles, pues aseguran que esta legislación llega a destiempo para ellos, dado que algunas de las acciones que exige, el gremio ya las realizaba.

Nayelli Velázquez Victoria, presidenta de la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados (Anca), mencionó que la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita no afecta sus operaciones, pues asegura que los negocios del gremio identifican y registran a sus clientes desde antes de la llegada de esta legislación.

"Lo único que causó (la ley antilavado) fue un poco de pánico entre los consumidores, ya lo más grave es que los tienes que identificar cuando es una operación de más de 207 mil pesos; pero bueno, en cuestión de la identificación siempre lo hemos hecho, no de ahora sino desde que los negocios abren sus puertas.

"Solicitamos su comprobante de domicilio, una credencial de elector a la persona que le estás vendiendo un coche o que le compras la unidad", añadió.

Por su parte, Héctor Oliva, presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios en su capítulo Monterrey (Ampi), mencionó que como organización han hecho lo necesario para alertar y capacitar a sus asociados para que tomen las medidas pertinentes en relación con dicha legislación.

En este sentido, Oliva señaló que ahora es responsabilidad de los propios agremiados si acatan o no lo que dispone esta ley.

La legislación indica que la prestación habitual de los servicios de construcción, desarrollo o comercialización de bienes inmuebles, siempre son consideradas como actividades vulnerables por el simple hecho de su realización, y serán sujeto de aviso cuando igualen o superen la cantidad de 519 mil 699 pesos.

Además, indica que los derechos personales de uso y goce de bienes inmuebles, como arrendamientos, serán considerados como actividades vulnerables cuando la renta mensual supere los 103 mil 939 pesos y obliga el aviso cuando alcance o sea superior a los 207 mil 879 pesos.

En cuanto a si los agremiados a Ampi ya están registrados en el padrón de las actividades que marca la ley, Oliva dijo desconocer si el total de los asociados había realizado ya este mandato.

Desde su perspectiva, esta legislación contribuye al gremio a profesionalizar aún más su actividad, además de que le da el carácter de internacionalización.