Recomiendan ampararse contra Código Fiscal de la Federación

El recurso permitiría a una persona moral 'blindarse' de la 'e-contabilidad', dijo Samuel García
Los reportes de incidentes pueden llevarse casi 10 días, señalaron.
Los reportes de incidentes pueden llevarse casi 10 días, señalaron. (Jorge López/Archivo)

Monterrey

A nueve días de que venza el plazo para presentar los amparos contra la contabilidad electrónica, el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa del estado de Nuevo León otorgó a una empresa (del sector bancario) de la localidad el primer recurso legal denominado incidente de suspensión.

Este recurso legal permitirá a la persona moral blindarse no sólo ante la obligatoriedad de subir su contabilidad al portal electrónico del Servicio de Administración Tributaria (SAT), sino también usar el buzón tributario, revisiones o auditorias por parte de la autoridad fiscal.

Samuel García Sepúlveda, director del despacho de abogados Firma Jurídica y Fiscal, explicó que esto es sumamente significativo, e incluso "puede ser igual o más importante que ganar el amparo, pues aquellos que se ampararon y no lograron la suspensión, invariablemente de octubre en delante van a tener que subir la contabilidad electrónica, usar buzón tributario y tener revisiones automáticas para emitir créditos fiscales".

Añadió que aquellos que obtuvieron dicha suspensión quedarán excluidos de estas obligaciones que demanda el SAT.

García Sepúlveda recomendó a las empresas tomar en cuenta que al promover un juicio de amparo éste incluya el recurso de incidencia de suspensión a fin de quedar completamente cubiertos y protegidos contra lo que el SAT obliga a los contribuyentes.

"Es importante que los clientes no sólo deben buscar el amparo contra la contabilidad electrónica, deben buscar el amparo y la suspensión contra todo el sistema normativo electrónico del Código Fiscal de la Federación, es decir, contabilidad electrónica, buzón tributario, revisiones electrónicas entre otras obligaciones fiscales".

El abogado fiscalista dijo que a la fecha su despacho ha recibido aproximadamente unos 350 solicitudes de amparos, y al día de hoy ya han presentado unos 50 amparos y dentro de éstos se anexa un capítulo donde se promueve el recurso de incidente de suspensión, éste puede llevarse unos 10 días en que el juzgado emita su resolución que puede ser favorable o desfavorable.

Comentó que en el caso de la empresa que se recibió la resolución a favor ese fue el lapso que se llevo. Al obtener la suspensión se protege hasta en tanto no se resuelva el amparo, que puede durar de un año y medio, hasta tres años.

"El amparo lleva incluido un capítulo de suspensión para que la empresa al momento de obtener la suspensión provisional posteriormente la definitiva, no tenga la obligación de estar cumpliendo con las normas que se consideran inconstitucionales e ilegales; es decir, la empresa no tendrá la obligación de subir la contabilidad al portal, hasta que no se resuelva el amparo.

"Tal amparo incluye un incidente de suspensión, el cual hay muy altas posibilidades de ganarlo. De ser así, la empresa nunca subirá la contabilidad", añadió el especialista.

También señaló que en caso de no conceder (que no va a suceder) si se obtiene la suspensión y se pierde el amparo, la empresa gana como mínimo un año y medio libre de la obligación fiscal.

García Sepúlveda mencionó que la protección abarca no sólo contra la contabilidad electrónica, sino revisiones, auditorías electrónicas y contra cobros y embargos y actos de molestia electrónica; así como también contra el secreto fiscal.

Asimismo expuso que el no subir la contabilidad electrónica el peor escenario sería el establecimiento de una multa, pero advirtió que el tema del buzón tributario es muy peligroso porque el SAT haría las notificaciones vía correo electrónico pero esas notificaciones no sólo se limitan a requerimientos también incluyen créditos fiscales, embargos y actos de ejecución.