Clínica Tierra y Libertad, más de 20 años pendiente

El hospital, ubicado en Monterrey, sólo tiene en operaciones su segundo piso, pues el resto está en construcción o remodelación.
El área de cirugías del nosocomio sólo tiene un 30% de avance.
El área de cirugías del nosocomio sólo tiene un 30% de avance. (Érick Solheim Rocha)

Monterrey

Han pasado más de 20 años desde que comenzó la construcción de la Clínica Atención Integral Tierra y Libertad y actualmente sigue operando a medias, con solo uno de los cuatro niveles.

Aparentemente el retraso de las obras se deriva de una falta de recursos por cien millones de pesos, aportados por la Federación, para concluir el nosocomio.

"Se detuvo por cuestiones de recursos, por cuestiones de que no había la idea pero a partir de la licitación, vamos conforme se marcó la obra", señaló el doctor Miguel Ángel Garza, integrante del Frente Tierra y Libertad, mismo que ha impulsado la obra desde más de 20 años.

El presidente nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, señaló que hace ocho años, el gobierno de Cuba les obsequió equipo para realizar operaciones de alta especialidad valuado en un millón de dólares, mismo que dada la falta de apoyo, hoy día sigue guardado en el almacén de la clínica.

"Nos han castigado por pensar diferente, este proyecto arranca en la administración del licenciado Sócrates Rizzo, alrededor del año 91, y es un proyecto que quedó abandonado por muchos años, lo retomó en su momento Fernando Canales, que permitió empezar a trabajar el primer piso como un Centro de Salud a nivel de clínica de especialidades, en la modalidad de asistencia ambulatoria".

Hace dos años, el segundo piso de Cirugía y atención ambulatoria se terminó, después de una inversión de 40 millones de pesos. En dicho nivel, ópera el Centro de Salud que se encontraba en la planta baja, ya que esta se encuentra en remodelación.

En el tercer y cuarto piso deberían estar los departamentos de materno infantil y de medicina de especialidad interna; actualmente, aún se encuentran realizando trabajos.

De acuerdo con los encargados de la obra, la planta baja, dedicada a shock trauma y urgencias, lleva un 40 por ciento de avance; el piso uno ya está concluido y actuante ahí ópera el centro de salud; el piso dos para laboratorio y rayos X, lleva 80 por ciento; en tanto el piso tres de materno infantil, lleva 60; y el piso 4 para cirugías es el más rezagado, con sólo 30 por ciento.

La clínica debe quedar finalizada el día 27 de septiembre; y actualmente en general lleva un 60 por ciento de avance.

El nosocomio, ubicado en los cruces de Almazán y Rodrigo Gómez, en Monterrey, recibe un promedio de 350 personas diarias.

Hasta el momento no existe una versión oficial por parte de la autoridad estatal.