Cláusula impide a municipio rescisión del proyecto SP Net

Anulación será posible si el arrendamiento tuvo fines distintos a términos del contrato.
Equipos adquiridos a sobreprecio.
Equipos adquiridos a sobreprecio. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

Las autoridades del municipio de San Pedro Garza García están impedidas para cancelar el contrato de San Pedro Net con la empresa Thousand International Companies, SA de CV (TICSA), debido a una cláusula que hasta el momento no ha sido violada por ninguna de las partes. En la misma se estipula que la rescisión entrará en vigor si hubiese dolo, lesión, enriquecimiento ilícito o violencia.

Según la cláusula décimo sexta del contrato, del cual MILENIO Monterrey posee una copia, se establece "la nulidad del contrato en asociación", pero a favor de TICSA.

"Décima sexta.- Dado que en el otorgamiento del presente contrato de asociación no existe error, dolo lesión, violencia, enriquecimiento ilegítimo u otra causa que lo invalide, éste no puede anularse administrativamente y favorece sólo al desarrollador.

"En el evento de que la autoridad judicial dicte la nulidad por causa imputables a 'El Municipio', de acuerdo a la ley, reglamentos o disposiciones del contrato, 'El Desarrollador' tendrá derecho al pago por parte de 'El Municipio' de una indemnización que considerará el 100 por ciento del valor presente de los ingresos futuros para 'El Desarrollador', según la propuesta económica que se adjunta al presente contrato como Anexo XII", señala el documento.

MILENIO Monterrey publicó que las 2 mil 500 cámaras inicialmente contempladas en el contrato de 448 millones de pesos, serán sólo mil 300, con una diferencia de mil 200; sin embargo, la inversión se disparará a mil 165 millones de pesos, con una tasa de interés de 13.9 por ciento anual a pagar durante los próximos 15 años.

Ayer se informó que la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León no localizó documentación que comprobara la capacidad financiera, técnica y operativa por parte del proveedor TICSA para dar cumplimiento al proyecto.

Incluso si se llegare a detectar dolo, lesión o error en el contrato tres años después de su firma, no podrá cancelarse ni anularse.

"Cuando la nulidad se funde en error, dolo o lesión y no la violación de la ley aplicable o en la falta de los supuestos de hecho para el otorgamiento del contrato de asociación, ésta puede ser confirmada por el municipio tan pronto como cesen tales circunstancias.

"En ningún caso puede anularse el contrato por alguna de estas causas (error, dolo o lesión) después de tres años de su otorgamiento", indica la página 29 del contrato.

Según el documento, señala que la nulidad opera retroactivamente, pero el municipio de San Pedro puede limitar esta retroactividad cuando a juicio del proveedor TICSA, haya procedido de buena fe.

"En todo caso, la nulidad operará únicamente respecto de 'El desarrollador' pero no deberá afectar a sus cesionarios o terceros de buena fe", señala el convenio firmado el 20 de octubre de 2011.

El Ayuntamiento sólo podrá rescindir el contrato ante las autoridades judiciales cuando se acredite que el arrendamiento de equipos e instalaciones se realice para fines distintos a los términos del mismo.

"Que no se cumpla con las obligaciones que deriven del contrato o se presten irregularmente los servicios derivados del proyecto.

"Se acredite ante la autoridad judicial que el desarrollador no conserva los bienes e instalaciones en buen estado de operación o cuando éstos sufran deterioro por la negligencia imputable a aquel con perjuicio para la prestación eficaz del servicio", señala el inciso C de la cláusula décimo quinta.

Que funcione bien: regidora

Luego de que se han revelado diversas anomalías financieras del programa San Pedro Net, para la regidora panista María Loyola Coindreau Farías, este proyecto debe continuar, pero con un funcionamiento correcto.

"Es un instrumento para resguardar la seguridad, y yo creo que sí tenemos que continuar con él, pero también ver que esté funcionando correctamente, que continúe con el debido seguimiento. Tengo nada más un año en el gobierno, no sé que tanto se ha manoseado o no, pero sí sé que se buscó para dar mayor seguridad a los ciudadanos, eso es lo que queremos, ojalá que realmente responda a eso", declaró.

El martes, el alcalde Ugo Ruiz Cortés, dijo que una de las opciones a seguir en este caso es dar marcha atrás al proyecto, luego de que los diputados locales panistas Rebeca Clouthier y Luis David Ortiz le pidieron someter a revisión el contrato de la segunda etapa del proyecto celebrado con la empresa TICSA, ante los sobrecostos evidenciados y menores beneficios que los proyectados inicialmente.Ricardo Alanís/San Pedro Garza García