Citarán a Madero por el caso Royale

Comisión Especial de Casinos quiere que el panista y dos ex funcionarios colaboren en análisis de permisos para casa de apuestas.
El ex alcalde del municipio de Monterrey.
El ex alcalde del municipio de Monterrey. (Leonel Rocha)

Monterrey

Ayer, la Comisión Especial de Casinos del Congreso Federal acordó citar al ex alcalde de Monterrey, Adalberto Madero Quiroga, y a dos ex funcionarios de las áreas de Alcoholes y Desarrollo Urbano de su administración por el caso Royale.

La intención es que los ex servidores públicos colaboren en el análisis de permisos que se otorgaron para la instalación del casino, donde el 25 de agosto de 2011 murieron 52 personas.

El dictamen aprobado por la Comisión Especial para Indagar el Funcionamiento de las Instancias del Gobierno Federal relacionadas con el otorgamiento de permisos para Juegos y Sorteos solicitó mediante un punto de acuerdo la presencia de Madero Quiroga, y también de quien fuera su secretario de Desarrollo Urbano, Guillermo Rodríguez Páez, así como la ex directora de Inspección y Vigilancia, Susana Ramos Balleza, quienes pertenecieron a la administración municipal de 2006 a 2009.

“Se propone invitar para tal efecto al ex presidente municipal Adalberto Madero Quiroga, al ex funcionario Guillermo Rodríguez Páez, primer secretario de Desarrollo Urbano, Lic. Susana Ramos Balleza, directora de Inspección y Vigilancia, de la Administración Municipal de Monterrey, Nuevo León durante el trienio comprendido entre los años 2006 al 2009”, señala el dictamen en su resolutivo.

Por medio de un oficio dirigido a Ricardo García Bermeja, presidente de dicha comisión, se establecen cuatro puntos para la convocatoria de los ex funcionarios.

En el primero de ellos se detalla el número de fallecidos y lesionados en los hechos del 25 de agosto de 2011, al interior del Casino Royale.

En los apartados segundo y tercero se hace referencia a la falta de permisos en el inmueble ubicado en la avenida San Jerónimo, pues la autorización con la que fue abierto el centro de apuestas fue trasladada por la empresa Atracciones y Emociones Vallarta a otra dirección, además de que se encuentra a 54 metros de un colegio.

“El Casino Royale no contaba con permiso, permisionario u operador autorizado para explotar el uso del Casino en el inmueble en que ocurrió el atentado, ya que la empresa Atracciones y Emociones Vallarta, S. A. de C. V., trasladó su permiso a otro domicilio, lo cual violenta lo establecido en el artículo 4º de la Ley y en relación al artículo 7º”, cita el documento.

En el cuarto punto se establece que es necesario, para realizar las investigaciones y averiguaciones del caso, establecer que los permisos para el casino fueron entregados por el Ayuntamiento de Monterrey.

La operadora de servicios Atracciones y Emociones Vallarta SA de CV maneja siete centros de apuestas en Nuevo León, pese a que estaba denunciada ante la PGR por el caso Royale.

El acuerdo no fija una fecha específica para que se realice la comparecencia de los ex funcionarios del municipio de Monterrey.