'Chocan' cifras por plaga en bosques de NL

Aunque de inicio se habló de 12 mil hectáreas dañadas, Semarnat da cuenta de 4 mil, y Santiago reporta entre 6 y 7 mil; no ha alcanzado la zona de Chipinque.

Monterrey

Homar Almaguer, alcalde de Santiago, informó que serían entre seis a siete mil hectáreas de bosques de este municipio las afectadas por el gusano descortezador, lo que representa la mitad del área perjudicada en Nuevo León, según datos de la Comisión Nacional Forestal.

Los mayores daños se han detectado en la parte de la sierra alta de Santiago, y en la Congregación Margaritas, en los límites con Allende.

El munícipe dijo que ya se negocia con los propietarios de los predios afectados para obtener los permisos e ingresar cuadrillas de remediación.

Reconoció que aunque al municipio no le compete directamente la solución del problema, existe una coordinación para buscar soluciones, como la gestión de apoyo para programas federales de empleo temporal para contratar personal que tale árboles enfermos para remediación de la zona.

El gusano descortezador, que luego se torna un escarabajo, aniquila los árboles en un lapso no mayor de 45 días. Según Guillermo Cueva Sada, delegado de la Semarnat en Nuevo León, son 8 los municipios afectados, sin embargo, es en Zaragoza y Montemorelos donde se ha presentado la mayor afectación.

"Hemos detectado 140 puntos de infección en el estado que abarcan ocho municipios donde los más dañados son Zaragoza y Montemorelos", explicó.

"Se está combatiendo desde 2007 y con la falta de lluvias que afectó la entidad, ésta creció de una forma exponencial, sin embargo, ésta se ha disminuido a la mitad", dijo.

"Estamos trabajando con los ejidatarios para de una manera conjunta y organizando alrededor de dependencias como la Profepa y Conafor para que puedan combatir de una manera correcta la plaga", refirió.

De acuerdo a cifras oficiales, la afectación de la plaga comprende unas doce mil hectáreas; sin embargo, el delegado de la Semarnat aseguró que con base en datos recientes, el territorio afectado abarca 4 mil.

"Llegamos a tener 9 mil hectáreas dañadas y actualmente contamos con 4 mil", sostuvo.

Para determinar la magnitud y daño de esta plaga, el biólogo Humberto Quiroz Martínez resaltó la necesidad de hacer un estudio para determinar la especie exacta y aplicar las acciones precisas para su abatimiento.

"Nuestra experiencia es que primero identificamos al insecto, y vemos las posibilidades de control. Por ejemplo, para algunas plagas forestales en algunas partes de México lo que hacen es colocar trozos de árboles en el suelo, y los aromas que emanan de ese corte atraen a los escarabajos y los destruyen".

El director de la carrera de biólogo en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL explicó que se tiene conocimiento de afectaciones en bosques de Aramberri y Santiago, aunque no se tienen muestras de los escarabajos.

Sin embargo, refirió que los escarabajos -el gusano descortezador en su etapa adulta- atacan principalmente a los árboles que tienen un estrés hídrico o sufrieron daños por incendios.

"En los bosques de Nuevo León, en especial en las zonas que tienen algún conato de incendio o donde el árbol esté estresado por fuego es muy normal", refirió Quiroz Martínez.

MILENIO Monterrey publicó que zonas boscosas de las comunidades San Isidro y La Peñita están siendo dañadas por este insecto.

Incluso se habló de una cantidad de unas 12 mil hectáreas de pinos, según lo dicho por Jaime Villa Saltillo, gerente de Sanidad Forestal de la Comisión Nacional Forestal, en septiembre.

Chipinque, sin daños

Junto a un equipo de especialistas de la Facultad de Ciencias Biológicas se monitorea el Parque Ecológico Chipinque para detectar brotes. A decir de Quiroz Martínez, esa zona no corre ningún riesgo.

"Hemos encontrado algunos géneros, pero no es una densidad que pueda poner en peligro la zona donde estamos muestreando", apuntó.

Según información online de la Semarnat, hay 11 tipos de este insecto, que hace galerías debajo de la corteza de los árboles y se alimenta del tejido conductor encargado del transporte de nutrientes de diferentes especies de arbolado, principalmente pinos, lo que los debilita hasta matarlos.

Además de Nuevo León, este insecto se encuentra en Aguascalientes, Colima, Chiapas, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Edomex, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Con información de Joel Sampayo, Lorenzo Encinas, Nadia Venegas y Gustavo Mendoza.

Retrato hablado

Nombre común: Insecto o gusano descortezador

Nombre científico: Dendroctonus sp

Los adultos varían entre 2.3 y 4.5 mm de longitud, color café oscuro, casi negro y brillante, algunas especies -en total hay 11- son rojizas

Ciclo de vida: Tres meses, de mayo a julio.

Hábitos: Atacan a los árboles vivos, hacen sus galerías debajo de su corteza.

-Se alimentan de floema - tejido conductor encargado del transporte de nutrientes orgánicos e inorgánicos- de los árboles. Sin alimentación adecuada, éstos mueren.

-Cuando son muchos, pueden invadir especies vigorosas. Las especies regionales sólo atacan árboles débiles.

Impacto: La infestación contribuye a la deforestación de regiones completas, lo que obliga a realizar cortas de saneamiento.

-Los árboles muertos no pueden ser aprovechados.

-Tiene presencia en al menos 21 entidades del país.

-Municipios de Nuevo León afectados: 11* (estimado)

-Área dañada: 12 mil hectáreas (estimado).

Fuentes: Semarnat y Conafor