Cesan a funcionaria y proveedora del municipio de Monterrey

La baja de Jeanette Fernández fue por no convenir a la función para la que fue contratada: Margarita Arellanes.
Las autoridades aseguran que la ex funcionaria no tuvo injerencia en la asignación de contratos.
Las autoridades aseguran que la ex funcionaria no tuvo injerencia en la asignación de contratos. (Leonel Rocha)

Monterrey

Este martes, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, informó del cese de la administración de Jeanette Fernández Anaya, quien se desempeñaba como coordinadora jurídica de la Secretaría de Ayuntamiento y al mismo tiempo como proveedora de Gas Nuevo Milenio SA de CV.

En entrevista para MILENIO Monterrey, la munícipe explicó que la mujer que es socia de la empresa que concentra 99 por ciento de las compras de combustible y quien ingresó a su puesto en la anterior administración, dejó su cargo el pasado 4 de octubre.

La alcaldesa explicó que tanto Fernández Anaya como la proveedora fueron entraron en funciones en la anterior administración, la cual encabezó el también panista Fernando Larrazabal Bretón.

“He pedido que se evalúe jurídicamente para ver si hay alguna situación que sea incorrecta y de ser así se tomarán las medidas pertinentes”, mencionó Arellanes Cervantes.

“Esta señorita Jeanette Fernández Anaya también ingresó en el mes de noviembre del 2009, ella venía también trabajando con anterioridad. Sin embargo ya no labora en el municipio”.

Gas Nuevo Milenio SA de CV es prácticamente la única firma proveedora de combustible del Ayuntamiento de Monterrey desde el gobierno anterior, en los últimos siete meses ha facturado 13 millones 468 mil 868 pesos.

El 30 de septiembre se publicó que a Fernández Anaya le iba mejor con lo obtenido como proveedora de combustibles del municipio a través de la compañía que como coordinadora jurídica de la Secretaría de Ayuntamiento, donde cobraba otros 25 mil pesos como sueldo.

La alcaldesa se limitó a decir que la funcionaria se dio de baja por no convenir a la función por la que estaba contratada.

“Fue ya dada de baja, este, por no convenir así a la actividad que se tenía dentro de la coordinación de la dirección jurídica”, refirió.

Sin embargo, Sandra Pámanes, Secretaria del Ayuntamiento regio, agregó que aunque se recibieron problemáticas de la anterior administración, se ha buscado que las personas que generen cualquier tipo de situación de desconfianza sean dadas de baja.

Pámanes agregó que Fernández Anaya no tuvo que ver con que se le asignara a la empresa el servicio de provisión de combustibles y que no fue ésa la razón por la que se dio de baja.

“Ella no tiene ninguna injerencia en la asignación y eso es a lo que se refería en secretario de Administración al momento de que no se cometía ninguna irregularidad”.

Arellanes reiteró el proceso de la licitación a convocatoria abierta de este servicio, la cual se anunciará el viernes y se publicará el lunes.