Cataloga PAN reforma como “terrorismo fiscal”

De acuerdo al coordinador de dicho grupo político en el Congreso del Estado, esta medida afectará a la creación de empleos y a la clase empresarial de Nuevo León, pues su fin es recaudatorio.
La bancada del PAN en el Congreso calificó la reforma propuesta por Enrique Peña Nieto como "terrorismo fiscal".
La bancada del PAN en el Congreso calificó la reforma propuesta por Enrique Peña Nieto como "terrorismo fiscal". (Raúl Palacios)

Monterrey.-

Al coincidir con empresarios y especialistas quienes califican que Nuevo León serán de los estados más golpeados con el Plan Fiscal, la bancada local del PAN en el Congreso del Estado definió como “terrorismo fiscal” la reforma en materia aprobada la semana pasada en la Cámara de Diputados y analizada actualmente en el Senado de la República.

En entrevista el coordinador del grupo parlamentario de Acción Nacional, Alfredo Rodríguez Dávila, dijo que algunas de las reformas que incluye este paquete propuesto por el presidente Enrique Peña Nieto, afectarán directamente a la clase empresarial de Nuevo León e indirectamente la generación de empleos.

“Hay algunas reformas que se podrían catalogar como un terrorismo fiscal a los empresarios, a los que generan empleos, a los que arriesgan su capital, todavía no tenemos el producto final, hasta que lo tengamos podremos ver cuál va a ser el acciona, yo esperaría que todavía en el Senado se quitaran algunas cosas, para eliminar algunas partes del dictamen que afectan a la clase empresarial principalmente la de nuestro estado”.

Así mismo señaló que lo aprobado en San Lázaro el pasado jueves y viernes, que incluye establecer límites en las deducciones y la desaparición de algunas figuras de excepción, afectará de forma negativa a los empresarios del estado.

“Es una reforma que va con todos los incentivos de forma negativa para el que produce, para el que genera empleos, para el que pone en riesgo su capital y Nuevo León es líder a nivel nacional, obviamente va en contra del estado de Nuevo León, obviamente va en contra de los empresarios, no aumenta en nada prácticamente la base gravable.

“Elimina algunos regímenes de excepción, que esas excepciones, que esas excepciones se debieron a problemas de fondo que tenía el Gobierno Federal, no resuelve los problemas de fondo, sin tomar en cuenta el deterioro económico y las pérdidas de empleos que va a tener esto como consecuencia”.

Rodríguez Dávila señaló que esta “Miscelánea Fiscal”, como calificó a la reforma, solamente tiene un fin recaudatorio y no el de verdaderamente representar una mejora en la economía del país.

“Creemos que esta reforma termina siendo una miscelánea fiscal, con un ámbito totalmente recaudatorio, que va a venir a dar al traste con muchos empleos y va a venir a dar al traste con la generación de riqueza, que el principal generador es la iniciativa privada”.

[b]Pide PRI a empresarios “mayores esfuerzos”[/b]

En esto no coincidió su homólogo del Partido Revolucionario Institucional, Edgar Romo, quien pidió a los empresarios “mayores esfuerzos” para aceptar la reforma que dijo no golpeará a las clases sociales más necesitadas.

“Yo creo que finalmente hay una reforma que trato de consensarse al mayor grado posible y que trata de equilibrar la menor carga impositiva para algún sector en específico.

“Siempre va a ser un tema que requiera esfuerzos de algunos sectores de la sociedad, nosotros exhortamos a que esos esfuerzos puedan realizarse por todos los sectores que de alguna forma puedan ser agravados con aumento de contribuciones”, dijo.

El Plan Fiscal es actualmente discutido en el Senado de la República en donde los ediles tienen hasta fin de mes para aprobar la Reforma o regresarla a San Lázaro con modificaciones.