Canirac pide tregua ante ley antitabaco

Restauranteros cuestionaron que no se sanciona a todos los establecimientos que incumplen con la ley en los operativos.
La falta de clientela es una de las consecuencias de la prohibición.
La falta de clientela es una de las consecuencias de la prohibición. (Jorge López/Archivo)

Monterrey

Ante personal de la Secretaría de Salud, encargada de vigilar la correcta aplicación de la ley antitabaco de Nuevo León, los restauranteros pidieron que se explicara la manera en cómo se decide qué establecimientos verificar y clausurar.

En su junta de consejo, los asociados de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) de Nuevo León cuestionaron a Sergio Maltos Uro, subsecretario de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud, quien acudió a impartir el tema "Ley Antitabaco aplicada a restaurantes y otros temas de salud".

Entre otros temas y cuestionamientos que se trataron durante la reunión, en diferentes ocasiones se le preguntó a Maltos Uro la manera en cómo la autoridad correspondiente elige los establecimientos para inspeccionarlos, ya que no se está clausurando a todos los que violan la ley ubicados en una zona determinada.

En ocasiones los restaurantes clausurados se encuentran justo a un costado de otros que también permiten a los comensales fumar pero no son inspeccionados, acusaron los restauranteros en diferentes ocasiones.

Sin embargo, el representante de la Secretaría de Salud se limitó a detallar que esta nueva reglamentación, la cual no permite fumar en espacios abiertos de los restarurantes como son las terrazas, no fue creada por ellos sino por el Congreso del Estado y su trabajo es sólo aplicarla.

"Estamos para escucharles, para atenderles pero nuestra obligación es aplicar esta ley. El razonamiento de por qué existe una ley es para que los ciudadanos puedan convivir en paz y en orden y creo que vamos a ver circunstancias que a algunos no les gustan pero realmente estamos hablando de un cambio necesario", consideró el funcionario.

Los restauranteros, respaldados por el presidente de la Canirac Mario Cantú González también pidieron a las autoridades que se considere aplazar la aplicación de la ley o bien modificarla, ya que está causando pérdidas en los negocios, ganancias y reducción de clientela, como lo publicó MILENIO Monterrey .

"Nosotros como Cámara como Canirac, estamos comprometidos con la salud y la mayoría de los empresarios no quiere que se fume en sus restaurantes pero hay un porcentaje que sí dependen de un público mayor de gente que gusta después de su comida fumar. (...) Ojalá que pueda haber un mecanismo o también una tregua para que no vayan tan fuerte mientras estudiamos el reglamento", pidió.

Restauranteros detallaron que han perdido hasta el 50 por ciento de su clientela, lo que se traduce en menores salarios y una posible reducción de planta laboral.

Explicaciones

-Sergio Maltos, subsecretario de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud, indicó a los restauranteros que como dependencia sólo aplican la ley y en todo caso ésta se gestó en el Congreso.

-El presidente de la Canirac, Mario Cantú, señaló que las pérdidas en los negocios son reales por cumplir con el reglamento, por lo que espera que se aplace la medida contra el cigarro.

-Para Salud es un cambio necesario prohibir fumar a los comensales en espacios abiertos, pero esto se ha traducido en pérdidas de hasta el 50 por ciento.