Caminan entre dinosaurios

La exposición 'Camina entre los dinosaurios' arranca una breve temporada y concluye el 3 de agosto.
Camina entre los dinosaurios tuvo un preestreno ayer.
Camina entre los dinosaurios tuvo un preestreno ayer. (Jorge López)

Monterrey

Llegan los dinosaurios a Monterrey.

Niños y grandes harán un viaje a la prehistoria y se adentrarán en el mundo de los dinosaurios, sin salir del Parque Fundidora en Camina entre los dinosaurios.

Una exposición de 50 réplicas de animales prehistóricos se presentará en la Nave Lewis a partir, oficialmente, de hoy y hasta el 3 de agosto, donde todas las especies se encuentran listas para asombrar a los regios.

Con una ambientación que incluye luces y sonidos los presentes se sentirán verdaderamente en el pasado donde se divertirán pero a la vez aprenderán en los 45 minutos que dura el recorrido.

Quienes les dan la bienvenida a los asistentes justo al ingresar al recinto, son el hadrosaurio y garudimimus de movimientos reales, que se acerca a los espectadores y emana sonidos similares a un estruendo mientras un guía explica los pormenores de la especie.

"Lo más importante de la exposición es que el público se divierte y aprende a la vez. Esta exposición tiene un marco teórico que abarca gran información de importancia, donde el espectador puede apoyarse para saber más sobre el maravilloso mundo de los dinosaurios", indicó John Steinberg, productor del espectáculo.

Quienes llamaron más la atención fueron Euoplocephalus, Quetzalcoatlus, Tyrannosaurus, Spinosaurus, Apatosaurus, Parasaurolophus, Triceratops sin faltar giganotosaurus, el dinosaurio más grande de la exhibición.

El recorrido incluye una proyección cinematográfica en 3D titulada "Big Bang" de 25 minutos, donde 150 asistentes podrán disfrutar de un filme de ficción.

"Para finalizar está el aérea interactiva donde van a encontrar un cine 3D con una película que habla un poco de lo que es el medio ambiente y cómo es que llegamos nosotros hasta este momento, quiénes somos los humanos en la historia del universo", indicó.

Además, en un área de arenero, los infantes pueden entrar y encontrar huesos. El Dino Ribe es un juego mecánico, pues arriba de una dinosaurio que camina los niños se pueden pasear con comodidad, sin faltar la arena para dibujar y el Dino Foto, lugar en el que se puede inmortalizar la imagen del recuerdo.

"Este recorrido promete una experiencia inigualable".