PAN califica incongruente el veto a Ley Vehicular

El diputado de Acción Nacional, Juan Carlos Ruiz, dijo que la acción del gobernador Rodrigo Medina representa una incoherencia.

Monterrey

El veto interpuesto por el Gobierno del Estado para evitar la reforma a la Ley de Control Vehicular es una incongruencia, acusaron ayer legisladores de Acción Nacional.

Después de que el gobernador anunció que se detendría el replaqueo por conseguirse recursos federales, Juan Carlos Ruiz señaló que esa acción representa una incoherencia.

"Es una posición incongruente del gobernador, porque como es posible que en lugar de designar y publicar una reforma que él anuncia que no habrá replaqueo, en lugar de darle congruencia a la decisión veta la reforma", mencionó Ruiz.

"Esto habla no solamente de una posición sino de una manera de gobernar a lo largo de más de cuatro años sin coherencia, con lo que el Congreso decide".

Ruiz agregó que no se debe castigar a los municipios al bajarle participaciones por los recursos, pues se está hablando de que se consiguieron recursos adicionales y de que se estaba siendo sensible con la comunidad.

"Finalmente lo veta, pero también es muy preocupante con las declaraciones que hace el día de ayer (el viernes) trate de amedrentar a los municipios, tratando de decir soy sensible a la comunidad y no hay replaqueo pero la van a pagar los municipios.

"Al contrario, si fue el gran logro como él lo expuso de que sus gestiones logran más recursos de la Secretaría de Hacienda, bueno que los presuma y que los lleve a la comunidad ese recurso y no que comience por amenazar a los municipios anunciando que lo tomará de las participaciones federales".

Aseguró que el Gobierno Estatal podría suplir estos recursos si se generara una reducción en gasto corriente y otros de baja importancia.

"Se va a tener que apretar el cinturón, disminuir los gatos superfluos, disminuir los gastos innecesarios y tener un presupuesto donde venga la reducción significativa a las partidas y que en ningún momento se puedan disminuir los ingresos a los municipios".

Después de asegurar que el veto confirma el esquema recaudatorio que se pretendía realizar con el replaqueo, Enrique Barrios señaló que no se ha terminado el proceso pues se votará el dictamen, que para que sea aprobado se requieren 28 votos.

"Simplemente era un tema para recaudar 800 millones y aplicarlo al gasto, así lo dice él en su documento", mencionó Barrios.

"Nos da el argumento para seguir insistiendo en que la siguiente parte del veto sea volver a elaborar el dictamen porque estamos en lo correcto y tratar de conseguir 28 votos y que los que no quieran se evidencien en el sentido en el que prefieren un método en el que el gobernador a capricho nos puede endilgar un replaqueo a un método en el que la Ley te dice que sólo el que las pierda o el que las dañe deba ir a comprarlas".