Calaveras 2013

En el Palacio se oyó el grito, no era el Grito de Dolóres, era Rodrigo bien frito entre tumbas tricolores.
Archivo Milenio

Monterrey

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]