Caintra ajusta a la baja expectativas para 2016

De una expectativa que se tenía de crecimiento de la economía mexicana de 2.7 lo recortó a 2.4 por ciento para fin de año.

San Pedro Garza García

Ante la debilidad que muestra la actividad industrial, la volatilidad en el tipo de cambio, la caída en el precio del petróleo, la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento.

De una expectativa que se tenía de crecimiento de la economía mexicana de 2.7 lo recortó a 2.4 por ciento para fin de año.

Eduardo Garza Junco, presidente de la agrupación empresarial, dijo que esta es una mala noticia, entre la volatilidad en el mundo que es persistente y el precio del petróleo, esto está generando que la economía de Estados Unidos no crezca como se esperaba y que ahora también México baja su pronóstico de crecimiento.

"Esta es una mala noticia de arranque de año", subrayó el líder de los industriales.

Garza Junco comentó que para Nuevo León la perspectiva para la actividad manufacturera Caintra había pronosticado un crecimiento alrededor del 3.0 por ciento para este año, ahora el pronóstico es un ligero ajuste para ubicarlo en 2.9 por ciento para fin de año.

Argumentó que este pronóstico está basado en la llegada de la inversión extranjera al estado, específicamente Kia Motors, esta variable, aseguró que compensará la baja en la actividad de la manufactura, ayudándola a no caer más.

"Gracias a las inversiones que ha habido en el estado vamos a poder mantener a Nuevo León con un crecimiento parecido al de 2015", añadió el dirigente empresarial.

En cuanto a las decisiones que tomó la semana pasada la Secretaría de Hacienda y Banxico, la agrupación empresarial reiteró que las medidas son positivas, sin embargo, Garza Junco señaló que más allá de que se logró cierta estabilidad, la medida del Gobierno de recortar el gasto de presupuesto traerá efectos, por lo que hizo un llamado que en épocas de austeridad sería mucho más valioso que el gasto viniera un 80 por ciento de gasto corriente y 20 por ciento de gasto de inversión, cosa que no está ocurriendo.

Sostuvo que es importante mantener la estabilidad macroeconómica, sino se puede hacer las cosas más complejas, esto aunado a la reducción del gasto donde va en línea, entonces se espera que el balance sea distinto.