Cadenas comerciales deben mejorar su servicio: IMEF

Especialista menciona que una reglamentación que controle el gasto vendría bien a la iniciativa federal.
Las ventas fueron buenas.
Las ventas fueron buenas. (Leonel Rocha)

Monterrey

Al nivel de convocatoria que tiene la iniciativa federal del Buen Fin debe acompañarle un incremento en la preparación de las empresas participantes, dadas las altas demandas de productos y servicios por parte de la población durante este programa, aseguró Gerardo Cruz Vasconcelos, presidente del Consejo Directivo del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Aunado a esto, el especialista mencionó que una reglamentación que controle el gasto vendría bien a la iniciativa.

"Debería haber cierta reglamentación para evitar que fuera demasiado amplio el espectro de productos que se van a vender, por un lado. Y por otro, en el caso de las tiendas, pues (deben) prepararse con empleos temporales sobre todo, que eso ayuda a la economía, aunque sea temporalmente, para atender mejor a la clientela, y por parte de la clientela, pues tener una cultura un poco más solvente en materia de lo que es el consumo y el gasto", añadió.

Cruz Vasconcelos ve como un aspecto positivo de esta iniciativa que el nivel de ventas que obtienen las empresas, sin embargo, consideró que el gasto que la población realiza durante estos días podría realizarse en bienes más duraderos, y no temporales.

"Entonces, tiene su lado negativo en ese sentido, si viviéramos en un país donde la gente tiene mucho más conciencia del gasto y del ahorro, me imagino que sería mucho menos impactante una cosa de esas", dijo.

Sólo 17 denuncias

El Buen Fin tuvo un excelente fin, pues apenas 17 denuncias fueron presentadas ante la Procuraduría Federal del Consumidor por irregularidades durante la celebración de la campaña, y todas pudieron resolverse de manera satisfactoria, informó el delegado de la dependencia en Nuevo León, Jorge Salazar.

Durante los cuatro días de rebajas, los inspectores de Profeco estuvieron al pendiente de los posibles incumplimientos por parte de los comerciantes, para actuar de inmediato en defensa de los consumidores.

"Estuvimos haciendo guardias y tuvimos algunos recorridos con cuadrillas, haciendo rondines en los establecimientos con más afluencia comercial", explicó.