Cabildo de San Pedro aprueba pagar 72.5 mdp por parquímetros

Originalmente la cantidad que el municipio de San Pedro iba a desembolsar por los estacionómetros era de 75 millones de pesos, pero finalmente bajó porque adquirirán 20 parquímetros menos.

San Pedro Garza García

El Ayuntamiento de San Pedro Garza García aprobó por unanimidad el pago de 72.5 millones de pesos a la empresa San Pedro Meters SA de CV por la cesión del sistema de parquímetros, mobiliario y equipo.

En sesión extraordinaria de Cabildo, se detalló que 52.1 millones de pesos del monto total serán obtenidos mediante un crédito que ya había sido aprobado por el Congreso, y que está contratado con Banregio a pagar en 30 meses, mientras que los 20.4 millones son derivados de ahorros y logros en recaudación del impuesto predial.

Aunque la cantidad originalmente pactada era de 75 millones de pesos, al final lograron reducirla a 72.5, luego de que bajara la cantidad de parquímetros, que era de 140 y quedó en 120.

Se informó que los estacionómetros se instalán solamente en Centrito Valle, en la calle Roble, entre Gómez Morín y Ricardo Margáin; en las plazas del casco de San Pedro, que son Juárez y Naranjo; además del auditorio San Pedro, y se creará un organismo público descentralizado para operar este sistema, según dijo el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, al finalizar la sesión de Cabildo donde se aprobó el asunto.

“(La recaudación anual en parquímetros) anda sobre los 40 millones de pesos, quiere decir que entonces la recuperación de esta inversión que se está haciendo nos va a llevar unos dos años y medio poder recuperar la inversión que hoy se hace y a partir de ese momento el municipio tendrá, a partir de un organismo público descentralizado, un ingreso adicional.

“La creación de un organismo público descentralizado para operar estos parquímetros es para que sea también un candado y que en el futuro no venga alguien queriendo modificar todos estos temas y regresar a que esto sea un tema privado”, abundó.

Según lo acordado este martes, a partir de noviembre reiniciaría la operación de estos aparatos, al menos en el Centrito Valle.

Ugo Ruiz resaltó que el motivo por el que decidieron terminar el convenio con San Pedro Meters fue, por un lado, que las condiciones eran ventajosas para la empresa, pues de los ingresos, el 80 por ciento eran para ellos y sólol el 20 por ciento para el municipio; además de quedare con el monopolio de parquímetros y estacionamientos públicos, pues el contrato establecía que durante los próximos 15 años sólo esa compañía podía establecer aparcamientos públicos.

“Porque estaba candadeado a que solamente la empresa durante 15 años podía explotar parquímetros y poner estacionamientos públicos, no podíamos hacerle competencia a la empresa por 15 años, ni en parquímetros, ni en estacionamientos. Nadie”, subrayó el munícipe.

El traspaso incluye...

120 parquímetros

1 contador de monedas

22 PDAs (aparatos de multas electrónicas)

22 impresoras portátiles

6 radios de frecuencia

1 diseño de software

420 señalizaciones de postes

2 mil 480 señalizaciones de pintura de calle

500 candados inmovilizadores

5 módulos de oficina con escritorios, sillas y computadora

1 equipamiento de sala de juntas

1 habilitación de oficina

2 camionetas de carga

2 vehículos de dirección

1 servidor

4 vehículos eléctricos

104 uniformes

120 obras civiles para la instalación de parquímetros

10 reguladores de voltaje

1 sistema de acceso y control de personal

8 equipamientos de almacén

6 archiveros mediante donación irrevocable

Herramienta varia

Propiedad y /o concesión de las tecnologías, licencias, permisos y accesorios mencionados con dicho tipo.

[b]Lo hicieron por presión de vecinos, aseguran [/b]

Vecinos del casco de San Pedro dijeron que de no ser por las protestas contra los parquímeros, no se habría hecho la compra de los aparatos.

Alberto García, representante de vecinos, comentó que los ciudadanos hicieron su labor de manifestarse en contra, ya que en su momento se habían contemplado afuera de las viviendas, y eso les afectaba, porque tendrían que pagar por estacionarse afuera de sus propias casas.

“Esa es la realidad de las cosas, para nuestra forma de ver, que fuimos los vecinos los que nos manifestamos para que esto surgiera y llegáramos a estos arreglos también. Tan lo estuvimos viendo que mientras no nos movimos como ciudadanos todo estaba pacífico, estaba aletargado, la verdad y estábamos siguiendo el proceso de que se iban a instalar los parquímetros”, comentó.